El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Bioanalistas conmemoran su día en medio de escasez

Los bioanalistas de todo el país celebran su día en medio de una gran escasez. Estudiantes de la escuela de Bioanálisis de la Facultad de Medicina de la Universidad del Zulia (LUZ) denuncian que las prácticas, en su mayoría, han sido suspendidas por falta de reactivos.

Un reactivo químico, es toda sustancia que, interactuando con otra -también reactivo-, da lugar en una reacción química a otras sustancias de propiedades, características y conformación distinta. A través de ellas se puede diagnosticar enfermedades y trastornos en el ser humano.

La mayoría de los estudiantes que hoy cursan la carrera de Bioanálisis deben aprender a través de “prácticas demostrativas”, debido a la falta de suministros. “En ocasiones el profesor utiliza reactivos dañados y explica los pasos; sin embargo, los colores no son lo que deberían ser y ellos simplemente nos dicen imagínense tal color”, afirma Egla Morillo, estudiante del quinto semestre de Bioanálisis.

Sheila González, también estudiante, acotó que los nuevos profesionales “no están saliendo bien preparados porque la situación del país, no permite que los profesores obtengan los reactivos para las prácticas”. Otro de los problemas de los estudiantes de Bioanálisis es que por no tener una facultad propia, dependen de la de Medicina y en ocasiones son sacados de los salones sin haber culminado sus clases, contó González.

David Troconis, estudiante del sexto semestre, manifiesta: “los reactivos en la actualidad están escasos hasta en los hospitales, por eso no somos prioridad. Aunque suene mal decirlo, estamos siendo pisoteados”.

“Nosotros aquí tenemos que buscar alternativas para autoformarnos porque la Universidad solo te está mostrando lo básico”, sentenció Troconis.

Aprendizaje a medias

María Elena Castellanos, profesora de Virología, sentencia que los estudiantes cada vez están más apáticos, no solo por los problemas que envuelven al país, sino la problemática interna dentro de la universidad, que afecta el rendimiento y las ganas de los estudiantes.

Castellanos menciona que para poder enseñarle a los jóvenes “se las ingenian debido a la falta de suministros para las prácticas”. A pesar de todos los problemas, el número de estudiantes no ha decaído y esta es la única facultad de LUZ que en vez de disminuir la matricula, va en aumento.

Ana Núñez, bioanalista de un laboratorio ubicado en el sector Paraíso, destaca que para poder seguir realizando exámenes han tenido que buscar diferentes proveedores debido a los altos costos. Como todos los reactivos son importados los costos aumentan día a día y el que más sufre es el ciudadano que necesita la prueba.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...