El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

“Bachaqueros” venden el litro de gasolina de 95 en Bs. 180

El mecanismo de los “bachaqueros” sigue siendo el mismo. Se valen de las estaciones que no cuentan con el sistema de automatización para llenar los tanques de combustible. El octanaje predilecto es el de 91 por el módico precio de un bolívar, pero la de 95 sigue siendo objeto de deseo de los contrabandistas que venden hasta en 180 bolívares cada litro en la frontera.

Desde la ventana de un carro Ford Fairlane 500, color blanco, un joven pidió a la operadora de una gasolinera de Amparo que no se encuentra automatizada, llenar el tanque del vehículo: 120 litros es la capacidad del tanque del auto, equivalente a 720 bolívares. El chofer, sin ninguna incomodidad al escuchar el precio, sacó una faja de billetes de alta denominación, pagó 800 bolívares y dejó la propina.

El sospechoso conductor del Fairlane 500 confesó que llena su tanque entre dos y cuatro veces por semana, siempre dejando una buena propina a quien lo atienda. Además, explicó que se le hacía indiferente abastecer con gasolina de 91 o 95. Ambas son vendidas en la frontera. “Por la de 95 se cobra hasta 180 por litro después del aumento”, explicó y recalcó que el octanaje más económico lo tarifan en 100 bolívares.

Desde temprano, en la bomba El Turf, ubicada en la Circunvalación 2, había una larga cola de choferes esperando por pagar un bolívar por litro de gasolina para llenar sus tanques, pero la fortuna no duró para todos porque a media mañana se acabó el combustible de 91 octanos.

Los choferes conversaban mientras los tanques se llenaban y salió a relucir la palabra “contrabandista”, que sorpresivamente ofendió al conductor de una camioneta Bronco, que rápidamente refutó: “Nosotros no somos contrabandistas, somos trabajadores porque no hay empleo”. Pagó y se fue, molesto.

gasolina dd JG. version finalInfortunio
“Tendrá que venir uno a las 6:00 de la mañana para poder llenar el tanque con 91”, expresó Neiro Carrasquero, cuando el bombero le mencionó que solo quedaba 95 porque el carro del turno anterior la había agotado. Según explicó el bombero José Villasmil, dura entre tres y cuatro horas.

“El tanque está conectado por tuberías que llevan el combustible a cada máquina, si deja de salir en una es porque se acabó”, acotó. “Tienen que traer más gasolina de 91, en la ciudad la mayoría de los carros usan esa y en casi ninguna estación se consigue”, exigió José Pushaina, usuario.

A los clientes que antes solían ser despreocupados a la hora de tanquear, ahora les es indiferente y hasta más rentable pedir combustible a un bolívar, pero “el problema se presentará a largo plazo cuando se comiencen a dañar los inyectores, carburadores y el motor”, comentó Énder Sánchez, mecánico.

Ajustes en pedidos
Las estaciones de servicio comienzan a hacer sus ajustes en los pedidos. La demanda de combustible de 91 octanos crece vertiginosamente. Jairo Ramírez, secretario de Infraestructura, explicó que “ahora comienza a cambiar el consumo del mercado, hasta el día de ayer (martes) que conversamos con Pdvsa, se equilibra en un 50 y 50 %, de 91 y 95 octanos, el mercado tiende más ahora a la gasolina de 91”.

Añadió que es necesario esperar cuál será la dinámica del mercado y en base a ella, Pdvsa irá ajustando su despacho a las distintas bombas. Ramírez enfatizó que a pesar del aumento de bachaqueo de la gasolina de 91 octanos es necesario reconocer el trabajo que realiza la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en la frontera.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...