El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Azul Ambientalistas: Al menos cinco millones de árboles hacen falta en Maracaibo

El director general de la Fundación Azul Ambientalistas Zulia aseveró que las avenidas y calles de la ciudad, así como parques y plazas, adolecen por falta de árboles. También alertó que debe erradicarse el uso del plástico, que ha sido un gran contaminante para el Lago de Maracaibo

Cada calle o avenida de Maracaibo, además de sus plazas y parques, están prácticamente sin suficiente arborización. Cualquier ciudadano debe valerse de sombrillas para mitigar los rayos solares que afectan la piel, sobre todo si se atreve a caminar por el antiguo Paseo Ciencias, donde habían comenzado a arborizar años atrás, pero no ha sido suficiente.

El director general de la Fundación Azul Ambientalistas en el Zulia, Yohan Flores, lanzó un alerta. Maracaibo requiere, por lo menos, cinco millones de árboles.

Esta advertencia tiene su base en una de las 10 propuestas de la Fundación Azul Ambientalistas para una Maracaibo sostenible, en la que se habla de la arborización.

La falta de árboles en la ciudad impide contrarrestar el cambio climático. Las temperaturas oscilan entre los 40 y los 50 grados centígrados”, adujo Flores durante una entrevista con Versión Final.

Considera el ambientalista y comunicador social que a través de la creación de viveros municipales y parroquiales en Maracaibo se podrá promover una nueva cultura de arborización en la capital zuliana.

Algunas otras propuestas están concatenadas con la arborización de la ciudad, como el caso del “cinturón verde” ubicado en la parroquia San Isidro, en la vía a La Concepción, al oeste del municipio maracaibero.

Debemos frenar la expansión anárquica de Maracaibo y actuar como agente regulador del clima y del medio ambiente en beneficio de la calidad de vida en la ciudad”, manifestó Flores, al referirse al crecimiento indiscriminado de nuestra urbe hacia el oeste.

“San Isidro representa el pulmón ambiental de Maracaibo y no se puede permitir que esta parroquia sea convertida en un lugar donde levanten grandes edificaciones y se corten los árboles, obviando la ganadería y tomando en cuenta que la tierra en esa zona es muy buena para el sector agrícola”, aseveró el director general de la Fundación Azul Ambientalistas.

Juzga que deben aprovecharse de manera racional las aguas subterráneas que existen en esa parroquia y evitar que se construyan pozos clandestinos a gran escala, pues eso dañaría el suelo.

También plantea, como otra de las propuestas, ligada a la arborización, la recuperación de los manglares.

La última zona de manglares existente en Maracaibo está situada al norte, en la comunidad de Capitán Chico, en Santa Rosa de Agua, y debemos generar el mantenimiento, el cuidado y la repoblación de manglares en las diferentes áreas del Lago, para mitigar el alto impacto de los fenómenos naturales que se han presentado en el estuario, como la tromba marina”, afirmó Flores.

Si en Capitán Chico no estuvieran los manglares, no existirían las casas en esa zona, porque los manglares han servido como barrera para cuidar a los vecinos, de los altos vientos, de las grandes lluvias que se han registrado en la ciudad últimamente, dijo.

Lago lleno de plástico

A las propuestas de arborización, cinturón verde de San Isidro y recuperación de manglares, se une “el manejo de residuos”.

El ambientalista alega que debe promoverse la separación en origen de la generación de desechos limpios, además de centros de acopio para estos desechos y centros de acopio con residuos para reciclar.

En la actualidad, el plástico representa un problema en Maracaibo y el mundo. Es preciso atacar este problema, pues de lo contrario, para el 2030, tendremos más plástico que peces en el Lago de Maracaibo”, avisó Flores.

De hecho, los peces que consumimos vienen con partículas pequeñas de microplástico en su organismo, sin contar con los derrames de petróleo y el verdín, que también generan la contaminación en el lago, añadió.

Otra propuesta es la instalación de paneles solares para mitigar la falta de energía eléctrica en la ciudad. A juicio de Flores, en calles y avenidas de Maracaibo, así como en parques y plazas, este elemento será clave para contrarrestar la falta de alumbrado público, ante los constantes apagones ocurridos en los últimos días.

También plantea “municipalizar la gestión del agua”, con la creación de acueductos municipales, que puedan servir como abastecedores del mantenimiento del riego de las plazas, del ornato público, hasta de la agricultura que se desarrolla en la ciudad, concretamente en la parroquia San Isidro, señala Flores.

Con agua que podría no ser potable se puede concretar el abastecimiento en las plazas, parques y ornato, tomando en cuenta la carencia de pulmón verde en la ciudad, expresa el director de Azul Ambientalista.

Además, en consonancia con esta propuesta, aboga por la creación de pozos, como se hizo en Chacao, en Miranda, para solventar la crisis del agua, tal como se logró en esa ciudad.

La movilización de ciudadanos en bicicletas, creación de ciclovías, adecuación de vías, figura como otra de las 10 propuestas.

Otro planteamiento es el cuidado de las plazas y parques, configuración de caminerías, cuidado del ornato, la arborización de estos espacios.

También afirma que en esas plazas y parques deben crearse espacios para las mascotas, que también necesitan momentos de esparcimiento al momento en que los dueños de esos animales los lleven a los espacios públicos de la ciudad.

Por último, considera necesaria una legislación para controlar las emisiones de CO2 (dióxido de carbono).

Apunta como necesario que se fiscalicen las grandes industrias y empresas para evitar la contaminación atmosférica en la ciudad.

Estas 10 propuestas han sido llevadas con anterioridad al el Consejo Legislativo del Estado Zulia (CLEZ) en 2017, sin embargo, “no se obtuvo un resultado muy positivo, porque aquí deben existir dos voluntades, la del ciudadano y la política”, acota Flores.

Se tratan de propuestas dirigidas al ciudadano y también a los gobernantes a quienes llevan un mensaje: que existen fundaciones como Azul Ambientalistas que saben manejar la problemática ambiental que vive la ciudad.

A su criterio, son planteamientos que se pueden concretar, ciertamente, con la ayuda de quienes rigen los destinos de la Alcaldía, la Gobernación, la Presidencia y otros órganos gubernamentales, pero que podrán encaminarse, sobre todo, con la participación de los ciudadanos, quienes además deben tener conciencia, específicamente, cuando piensen que el Lago de Maracaibo se seguirá contaminando mientras siga echando desechos en el estuario.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...