El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Aseguran que la transición energética en Venezuela "está en cero"

Expertos aseguran que Venezuela tiene la capacidad para el desarrollo de la energía eólica y solar. Sin embargo, apenas se han conversado dos proyectos que están en este momento prácticamente paralizados, uno en la Guajira y otro en Falcón, en la zona de los Taques

En los últimos 20 años en Venezuela en el tema de la transición energética no se ha hecho absolutamente nada, teniendo el país la capacidad para el desarrollo de la energía eólica, solar e hidrogena.

Así se desprende del Foro La Transición Energética Global y la Política Energética Venezolana, organizado por la Comisión Delegada y la Comisión de Energía y Petróleo de la Asamblea Nacional.

El presidente de la Comisión de Energía y Petróleo de la Asamblea Nacional, el diputado por el Zulia, Elías Matta, inició el debate recordando que se reformó la ley del Servicio Eléctrico en el 2010 y se creó la Ley de Reorganización del Servicio Eléctrico en agosto de ese mismo año, la que creó a Corpoelec, que calificó como "uno de los grandes males que hoy tiene Venezuela".

Ambas leyes son totalmente centralistas y estatistas donde el sector privado fue excluido totalmente. Se eliminaron empresas exitosas como la Electricidad de Caracas, se llevó a cabo una venta obligada por parte del Estado que la compró y todas esas empresas que venían funcionando regionalmente exitosamente, aun en manos del Estado, como el caso de Enelven en el Zulia o Enerbar en Barquisimeto, pero todo eso fue centralizado y llevado a una empresa que se conoce como Corpoelec, que hoy día conocemos el desastre que existe en el manejo de esa empresa”, destacó Matta.

Recordó igualmente que en el país hay unos 34 mil megavatios instalados, de los que apenas funcionan unos 10 mil, sobretodo los hidroeléctricos en Guayana, la historia negativa de todas las plantas termoeléctricas que fueron instaladas a partir de la emergencia del sector eléctrico en el 2009.

Reveló que, en el tema de la transición energética, en estos 20 años "no se ha hecho absolutamente nada, pero sí se destruyó el sistema eléctrico, así como la industria petrolera" , teniendo Venezuela la capacidad para el desarrollo de la energía eólica y solar.

“De eso se hizo muy poco, apenas dos proyectos que están en este momento prácticamente paralizados, uno en la Guajira en el estado Zulia y otro en Falcón en la zona de los Taques, lamentablemente todos esos recursos se perdieron”, reveló el diputado zuliano.

Indicó que en materia de energía solar se intentaron unos proyectos, se instaló una fábrica que está en Punto Fijo que se encuentra totalmente paralizada.

Todo eso se perdió. Podemos decir con seriedad que Venezuela en transición energética está en cero, teniendo mucha capacidad no solamente en el área eólica, de energía solar, sino también en la producción de hidrógeno que es uno de los elementos que está muy en boga que se está desarrollando de manera muy rápida”, expresó.

Por su parte, el diputado Jorge Millán, presidente de la Comisión Mixta para el Estudio de la Crisis del Sistema y Servicio Eléctrico, destacó que hasta que no haya un cambio institucional, de visión y del modelo político no se generará una corrección de la grave situación que vive el sector eléctrico del país.

Agregó que la nueva ley que está en su segunda discusión en la AN, plantea la reestructuración del sistema eléctrico nacional, que pueda generar un marco constitucional moderno para afrontar las necesidades del sector eléctrico y energético en el país.

“La ley busca generar un equilibrio entre el rol que debe tener el Estado en el desarrollo del sector eléctrico, fundamentalmente de el sector privado, porque además la crisis que vive el país no da para que el Gobierno tenga los recursos necesarios y abordar las inversiones significativas, por lo cual requiere del concurso del sector privado”, afirmó Millán

Hablan los expertos

Mientras que el economista experto en energía, Rafael Melean, en su intervención sostuvo en relación al tema de la transición energética, que Venezuela es muy vulnerable al cambio climático, porque es un país de costas bajas, con exportaciones fósiles y ecosistemas frágiles.

Como emisor, Venezuela representa el 0,49 por ciento, de acuerdo a la Convención Marco de la Naciones Unidas para el Cambio Climático de 1994, pero eso debe haber bajado significativamente. Venezuela en el sector eléctrico es un país sumamente ecológico, 60 por ciento de hidroelectricidad, de manera que no somos unos emisores impactantes”, afirmó Melean.

Comentó que como partícipe en la redacción de la nueva ley eléctrica se tomó muy en cuenta el tema de la transición. En el artículo  6 se menciona la obligatoriedad del uso racional de los recursos, que tiene que ver con políticas de precios; se incluye el principio de la sostenibilidad que obliga que las actividades del servicio eléctrico estén dirigidas a satisfacer los requerimientos energéticos, económicos financieros, sociales y ambientales del presente, sin comprometer los de las futuras generaciones.

“En cuanto al capítulo que se refiere a la planificación se contempló que el plan sea dinámico, se adapte a los cambios tecnológicos y ambientales, tanto del país como del entorno internacional. Se rectifica que los proyectos deben ser ambientalmente sostenibles y desarrollar fuentes alternas de energía y de almacenamiento”, refirió.

Indicó que estos proyectos ambientales se logran con la investigación continua y la incorporación oportuna de las tecnologías que contribuyan a la eficiencia económica, energética, social y ambiental del sector eléctrico nacional.

Aseguró que la apertura plena a la inversión privada en todas las actividades del sector eléctrico incluyendo hidroelectricidad, fuentes nuevas renovables con la asistencia de los multilaterales y los fondos climáticos que existen, constituyen una oportunidad. “Se debe tratar como tema relevante la infraestructura del sector eléctrico y la adaptación del cambio climático”.

Por último, intervino el profesor de las universidades de Los Andes en Bogotá Colombia, y de Zaragoza en España, Paulo De Oliveira, quien además fue secretario de la Comisión Mixta que analizó la crisis eléctrica venezolana en el 2016 y 2017, quien habló de la recuperación del sector eléctrico venezolano en el contexto de la transición energética.

Precisó que es fundamental restablecer la seguridad energética del país para encaminarla hacia la transición energética. “La mayoría de los países están en la ruta para lograr los objetivos de la transición”, dijo.

Explicó que los objetivos que se deben tomar en cuenta para la transición energética son lograr simultáneamente la sostenibilidad ambiental, la seguridad energética confiable y la reducción de los costos de acceso a la energía.

Si la población no puede sufragar esos costos se tendrá que subsidiar el sistema que va a estar dependiendo del fisco, como ocurre en otros países y habrá un problema de equidad, porque los subsidios a largo plazo no son sostenibles”, aseguró el especialista.

Considera que, mirando hacia el futuro, el impacto de Venezuela en el proceso de descarbonización global, podría ser muy modesto un proceso de recuperación del sistema energético de espaldas a la transición, que conduciría a una economía poco competitiva con costos de acceso a la energía elevado, ineficiencia y poca disponibilidad del recurso, que haría a Venezuela un país inseguro desde el punto de vista energético y poco provisto a la inversión extranjera.

“Se necesita pensar en reflexionar qué papel juega Venezuela en el proceso de transición global, cuál es el rol de las instituciones tanto académicas, como las empresas de consultoría especializadas, las universidades y el acceso a los recursos para poder participar en esta fiesta, que prácticamente todos los países están obteniendo financiamiento internacional”, precisó.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...