El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

“Arrebatones” de bolsas son comunes en San Francisco

Los compradores del municipio San Francisco confiesan sentirse asustados y alarmados ante los constantes “arrebatones” que a diario se presentan en los alrededores de los supermercados. La venta de productos regulados incrementa el delito.

El Kilómetro 4, es una guillotina, según Fanny Romero, habitante de Sierra Maestra, quien acude semanalmente a los establecimientos Miami, Tiendas Latino y Nasa, ubicados en la Zona Industrial para llevar los alimentos a su hogar.

Romero contó que llega los expendios muy temprano. Hace la cola por unas cinco o seis horas. La satisfacción de comprar los productos de primera necesidad se disipa por el temor de imaginarse que al salir del supermercado puede ser víctima de un robo o atraco.

“La semana pasada a mi vecina le arrancaron la bolsa con dos harinas, un aceite y pasta que había comprado luego de una cola de siete horas”.

Así como a ella, más de cinco mujeres fueron despojadas de las bolsas de las compras. Algunas sometidas y a otras que se las arrancan de las manos. Fanny relató que esta semana cuando regresaba a su casa, cruzaba la calle en el K-4 y “observé a un hombre que no me quitaba la mirada de las bolsas que llevaba, se movía para donde yo iba”.

A pesar del susto se metió entre un grupo de personas y alertó de la situación. Cuando el hombre se vio descubierto huyó de parrillero en una moto que lo esperaba a escasos metros. “Me iba a quitar las bolsas, estoy segura. Ellos se paran por el 4 y se le pegan atrás a las personas que venimos con productos escasos y se las arrancan. También lo hacen cuando van en marcha en una moto”, indicó Romero.

Vulnerables

Para convertirse en una víctima solo basta correr con la suerte de conseguir en el supermercado toda la lista de productos básicos o dejar el carro estacionado en algún lugar poco vigilado. Los funcionarios policiales y militares apostados en los establecimientos no brindan seguridad a quienes acuden a comprar el pan de cada día, asegura la ama de casa.

Al igual que los ciudadanos por temor a represalias no denuncian esta clase de delitos y quedan impunes. Entre los productos que llaman más la atención de los delincuentes para cometer sus fechorías, se encuentran el papel higiénico, la leche, el azúcar y el jabón de lavar. Así lo denunció Roberto Andrade, quien considera que “los alimentos son más apetecibles para los ladrones, que un par de zapatos deportivos, celulares o un reloj de marca”.

Acciones

Ante este flagelo la policía municipal de San Francisco ya tomó acciones de seguridad. El Comisionado presidencial, Osman Cardozo destacado en la ciudad para enfrentar la delincuencia, corroboró las historias de los usuarios y aseguró que se están implementando procedimientos para frenar este tipo de robos en la zona.

Destacó que se registran de dos a tres denuncias diarias en la comandancia general. Esta consciente de que muchos afectados no denuncian. Por ello, se inició un plan de vigilancia con tres pares de motorizados en las zonas donde se encuentran los establecimientos de distribución de alimentos regulados. El Kilómetro 4 es la zona más señalada, luego Makro sur, Centro 99, El Samán y otros supermercados como el Miami y Nasa serán parte del recorrido que harán los uniformados, para evitar que los delincuentes perpetren sus robos.

“Este es un nuevo estilo de los ladrones. Se aprovechan de la vulnerabilidad de los ciudadanos que vienen cansados de realizar sus compras y les roban sus artículos”, indicó Cardozo.

Aunque no precisó la cantidad, Cardozo dijo que existen varios detenidos por este delito. El comisionado comentó que están trabajando en concordancia con la Policía Nacional Bolivariana (PNB) las 24 horas del día. “Estamos prestos a combatir a los malhechores. Seguimos al frente. Personalmente superviso los procedimientos y seguro lograremos minimizar los reportes”, enfatizó.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...