El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Aprueban ordenanza para la protección del ecosistema manglar y costero de Maracaibo

La ordenanza asumirá la tarea de la educación ambiental y el manejo del particular ecosistema manglar y costero, con una visión ecológica del desarrollo urbano. El Instituto Municipal del Ambiente será el órgano rector de las normas

La aprobación de la ordenanza que contempla la protección de los manglares a las orillas del Lago de Maracaibo ya es un hecho que ha marcado un hito histórico en la región.

Durante una sesión realizada en Capitán Chico, parroquia Coquivacoa de Maracaibo, la directora general de Desarrollo Social y primera dama del municipio, Selene Estrach, junto al alcalde Willy Casanova, concejales y grupos ecologistas, se realizó la discusión aprobatoria por unanimidad de la ordenanza para la protección del ecosistema manglar y costero de la capital zuliana.

José Sierra, presidente del Concejo Municipal, explicó que en la construcción de este instrumento jurídico participaron movimientos ecologistas, emprendedores, líderes comunitarios, instituciones, pescadores y cultores que activamente trabajan para la recuperación y cuidado de la naturaleza local.

Estrach, por su parte, conversó sobre el comportamiento de los seres humanos, quienes han contribuido a la destrucción de las condiciones de vida indispensables para existir como especie, como contaminar el agua, los suelos que se requieren para la siembra de los alimentos y los reservorios que brindan el oxígeno.

Precisó que, a diferencia de los animales, ellos preservan su entorno, “por lo que esta ordenanza es una demostración que la unificación de esfuerzos dan resultados favorables, que darán buenos frutos”.

La ribera del Lago es un referente cultural ligado al espíritu y carácter de los maracaiberos, a su trabajo, recreación, música, tradición y poesía, donde sus manglares han sido y serán defensores naturales del inmenso estuario que identifica al Zulia y a Venezuela.

La ordenanza asumirá la tarea de la educación ambiental y el manejo del particular ecosistema manglar y costero, con una visión ecológica del desarrollo urbano y las formulaciones hechas en el Plan de la Patria. El instrumento normativo asignará al Instituto Municipal del Ambiente el carácter rector en las prescripciones de las normas que contiene y a las comunas y organizaciones ambientalistas el papel que les corresponde en los asuntos públicos.

El concejal Sierra destacó que Maracaibo goza de un ecosistema vegetal donde resaltan variedades de mangle, cocoteros, uvero de playa, cremón, helechos, algas, leguminosas y especies halofíticas diversas, suelos limosos, salobres y cenagosos asociadas al mangle.

“Es además refugio y hábitat natural de mapaches, nutrias, buchones, cotúas, crustáceos, moluscos, reptiles, garzas, tijeretas y últimamente especies migratorias como corocoras y flamencos y otras de gran valor comercial como el camarón”, agregó.

Para finalizar, reflexionó sobre el potencial biológico y estético de esta área costera, que se define por los recursos genéticos que allí se desarrollan y la belleza del paisaje que acompaña la ciudad. Es una zona natural para el desove de lisas, robalos, lebranche, rayas, tahalí, corvina, bagres y otras especies tradicionales de la pesca en el Lago, lugar donde habitan decenas de especies de la avifauna local.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...