El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Al menos 22 familias de San Jacinto tienen más de un año sin electricidad [+Fotos]

Desde hace siete meses, el gobernador del Zulia, Omar Prieto, aprobó la instalación de varios transformadores, entre ellos el de urbanización y aún no se ha resuelto la situación, según sus habitantes

Esta populosa zona de Maracaibo, conocida como San Jacinto, en la parroquia Juana de Ávila, se ha convertido en un epicentro de diversas necesidades: sin agua potable, falla en el servicio de gas, basura en sus calles, el caos eléctrico y, a parte, la indolencia gubernamental para sus ciudadanos. 22 familias que residen en el sector 10, calle 4, cumplieron el 22 de agosto un año sin servicio eléctrico por la explosión de un transformador y que hasta hoy no se ha resuelto.

Glenda González es una de las afectadas, ella siempre se lamenta y clama a Dios para que no llegue la noche, no por temerle al silencio y la oscuridad, sino por el inclemente calor que padece y, además, la plaga que reina en su casa: tiene un año sin luz. “Es inclemente lo que padecemos. Menos mal que un vecino nos dio arrimo, pero solo prenden dos bombillos y un ventilador que no da abasto para ventilar a los miembros de mi hogar”.

Dice Glenda que en algún momento tuvo que botar alimentos porque su nevera no funcionaba por la falta de electricidad. Además, agregó que en la mayoría de las viviendas que cumplen un año sin servicio eléctrico, en su mayoría viven adultos mayores. “Esto no puede seguir sucediendo”.

El poste que tiene sufriendo a las familias es de 75kw, serie 931196, identificado con serial G17P06 que se encuentra en la calle 4 que divide los edificios “Los Bloques”, con el sector 10 de San Jacinto.

El arrimo que disminuye el desespero

La señora Gladys Morales, de 75 años de edad, mantiene la mirada baja por estar en desacuerdo con la situación. Ella dice que tuvo que hacer esfuerzos económicos con sus familiares para poder pegar la electricidad de su casa a otra fase de la zona y así poder estar tranquila. “Se nos han dañado los aparatos por el arrimo, pero tenemos que seguir aguantando esta situación porque nadie nos atiende”.

En una muy humilde vivienda, Marlene Cayama, propietaria, arregla su cocina a la luz del sol, los rayos solares atraviesan un techo de zinc repleto de huecos porque no ha podido sustituirlo por la crisis económica que atraviesa al igual que muchos venezolanos. Su esposo está sentado en la sala de su hogar mirando el televisor que tiene electricidad porque un vecino, de la calle del frente, le lanzó un cable para que pudiera tener, al menos, para distraerse.

Cayama, en un tono emotivo, narra que su papá falleció en su vivienda mientras ya no contaban con luz. “Él solo me pedía que viniera la electricidad, que lo soplara más porque ya no podía del dolor que tenía en el brazo por estarlo ventilando con un cartón”. Un folleto con los ojos de Chávez adorna una vitrina de su cocina, mientras ella clama al gobernador, Omar Prieto, para que atienda el caso. “Él sabe que tenemos esta situación porque hace unos meses aprobó en su programa la instalación del transformador y hasta la fecha no han venido a solucionar”.

María Teresa Meneses de 74 años de edad, camina entre los pasillos de su vivienda a oscuras porque no tiene luz. “Solo un cable que nos pasó un vecino del fondo, sirve para prender el televisor para que mis nietos vean algo de televisión por cable tampoco tenemos”.

Frente a la casa de Meneses hay un poste al que le cuelgan diversos cables: telefonía de Cantv, televisión por cable y de electricidad, que con el tiempo ha sido robado y desvalijado. Esta situación del robo de cables en la urbanización San Jacinto tiene más de 5 años y todavía la estatal de telecomunicaciones no ha resuelto nada.

Incumplimiento de promesas

Desde la misma zona afectada, Ivón Pérez, dice que adicional a la crisis de la luz, las avenidas de San Jacinto y de la calle 4 están sin luminarias y eso causa temor en los vecinos por miedo a ser atracados. “Ellos viven metidos en su casa, en el día con calor y en la noche sin luz. A ellos se les está violentando los derechos humanos. Gracias a Dios que tienen vecinos que les dan arrimo para poder medio tener un ventilador”,

Dice Pérez que han hablado con el concejal de Juan de Ávila, con diputados, con funcionarios, “lo que falta es que llamemos al Presidente de la República a ver si nos solucionan”. Esta situación de los vecinos del sector 10 se complica actualmente por los reiterados apagones o fluctuaciones eléctricas que se registran a diario en Maracaibo.

El gobernador del Zulia, Omar Prieto Fernández, en el programa, “Omar a las 7”, del día 11 de febrero del 2021, ordenó la colocación de 13 transformadores eléctricos en diversas zonas de Maracaibo, entre ellas, dos transformadores de San Jacinto, uno de ellos solicitado por María Meneses, residente y afectada del sector 4 de esta urbanización. “Todo esto está aprobado, 13 transformadores”, dijo Prieto.

Mientras esta situación se solventa, muchos vecinos siguen con un ventilador, dos bombillos y padeciendo de los calores inclementes y típicos de la capital zuliana. Otros, se van de sus viviendas a otros sectores a dormir o se tiran con colchones en los patios de sus casas a agarrar el medio aire que sopla.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...