El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

A medias trabaja estación Santa María

Los bombeos de agua en la Estación Santa María, ubicada en la parroquia Chiquinquirá de Maracaibo, solo se hacen una vez a la semana debido a la situación de sequía y racionamiento por la que atraviesan varias zonas del país.

Juan Carlos Márquez, supervisor de la estación, aseguró: “Aquí la planta está causando problemas, los bombeos antes eran dos veces por semana, los lunes o miércoles, pero como ahora tenemos el problema de sequía, se están retardando y solo llega el agua una vez por semana”.

El bombeo en la planta solo dura día y medio o dos días, lo que les alcanza para atender colegios, instituciones de salud y comunidades donde no llega el agua.

Franklin Freites, también encargado de la estación, comentó que ayer llegaron dos camiones cisterna desde Caracas, enviados por el ministro de Ecosocialismo y Agua, Ernesto Paiva, para ampliar la fl ota con los que atienden a los zulianos.

“No nos compete llevar agua a las comunidades pero como la necesidad es realmente grave y no les está llegando agua como debería, también les prestamos el servicio”, apuntó Freites.

Otras plantas

Las Plantas de Tratamiento Alonso de Ojeda (Planta C) y Bifurcación, ubicadas en Los Bucares, despachan agua a los camiones cisterna con normalidad, a pesar de las largas colas a espera del llenado.

Desde hace aproximadamente un mes, Planta C está despachando el vital líquido con normalidad, gracias a la instalación de algunas válvulas que impiden el desvío de los caudales. “Ahora mantenemos los niveles por lo menos acá”, comentó Omar Espina, encargado del llenadero.

Espina aseguró que la planta se mantiene cien por ciento operativa de lunes a sábado para los camiones particulares y los domingos para la Alcaldía de Maracaibo, Hidrolago y Pdvsa, que son exonerados para llevar agua a los hospitales, colegios y comunidades.

El supervisor de Planta C destacó que los precios excesivos del agua deberían ser denunciados por la colectividad ante los organismos competentes y no lo hacen por miedo. “Los camiones tienen en su mayoría unos números pegados en el tanque para que la gente llame y los denuncie, pero nadie lo hace porque después no les venden más agua”, aclaró Espina.

La afluencia de camiones cisterna en los llenaderos autorizados se ha incrementado en los últimos días, a medida que aumenta el sistema de distribución y bajan los niveles de los embalses.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...