El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

En 300 bolívares venden una pipa de agua

El servicio de agua por tubería continúa siendo pésimo en zonas como San Felipe, Casitas de Madera y Noriega Trigo, del municipio San Francisco. Los habitantes de estas comunidades denuncian que pasan más de 15 días sin el vital líquido.

Las familias de estas zonas sureñas deben comprar el agua a los conductores de los camiones cisternas, quienes abusan con el precio de la pipa establecida por la municipalidad en un costo de 100 bolívares.

Los costos son incrementados constantemente, asegura Betty Contreras, quien en menos de una semana debió desembolsar dos mil 500 bolívares por un tanque de mil litros, cuando solo debería cancelar 500 bolívares.

“Es insostenible, además de la crisis que atravesamos para conseguir los alimentos, también debemos buscar de donde no tenemos para comprar agua porque el servicio es muy irregular en la zona”, resaltó la madre de familia.

Entre 300 y 500 bolívares cobran los camioneros por llenar una pipa de agua, “cuando se les pregunta por qué el aumento dicen que todo está caro y que 100 bolívares cuesta un caramelo, por eso no pueden vender una pipa del preciado líquido a ese precio”, aseguró Contreras.

Hasta la fecha no existe ninguna resolución que avale el aumento del precio en el servicio, por lo que los sureños exigen a los concejales de la Cámara Municipal de San Francisco tomar medidas para que establezcan sanciones a quienes especulan con el precio del vital líquido.

El vecino Luis Saavedra explicó que a pesar de haber denunciado a las autoridades policiales e incluso la intendencia de la zona el abuso por parte de estos distribuidores de agua, aún no han logrado conseguir respuestas favorables. “No es posible que una pipa cueste 300 bolívares, eso es demasiado cuando a veces debo llenar tres veces por semana y el dinero no me alcanza”.

Por su parte el presidente de la Cámara Municipal sureña, Dirwing Arrieta, reiteró que el costo de la pipa de agua es de 100 bolívares, mientras que llenar un tanque de 10 mil litros del preciado líquido tiene un precio de cinco mil bolívares, tal como lo establece la ordenanza municipal.

Arrieta instó a las comunidades a denunciar a aquellos camioneros que especulen con el precio, anotando la placa y número de cisterna para que sea efectiva la denuncia y poder aplicar las sanciones correspondientes.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...