El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

21 mil dólares en vacunas se perdieron en la “Sanidad”

Los repetitivos ataques que se han cometido en las instalaciones del Ambulatorio Urbano III Dr. Francisco Gómez Padrón, conocido como la “Sanidad”, desde hace dos semanas, dejaron hasta los momentos una cuantiosa pérdida, sobre todo en insumos de vacunas.

Unas 420 dosis de vacunas se perdieron, luego de que los vándalos que robaron el ambulatorio dejaran la nevera de las dotaciones abierta. Las pérdidas ascienden a unos 21 mil dólares, según explicaron a Versión Final un grupo de médicos y enfermeras de la Unidad de Neumonología.

“Fue una dotación importante la que se perdió, cuando llegamos al día siguiente del robo, estaban completamente calientes. Estamos hablando de mucho dinero, pues al costo internacional, esas dosis valen mínimo 50 dólares en cualquier país”, aseguró Raimundo Villalobos, epidemiólogo del ambulatorio.

Entre las dosis de vacunas que fueron dañadas había Rabipur, Trivalente Viral, Fiebre Amarilla, Toxoide y Hepatitis B. Desde entonces han dejado de colocarse las vacunas, pues no hay reemplazos disponibles.

El médico aseguró que esta semana se espera una dotación especial, en vista de que desde hace dos semanas no cuentan con las dosis.

“Es lamentable que atenten en contra de un servicio como el que prestamos nosotros, que es completamente gratis para las comunidades”, comentó Villalobos.

La áreas violentadas en las diferentes oportunidades fueron la de Trabajo social y varios consultorios de Neumonología, de donde además se llevaron dos equipos de computadoras, un filtro dispensador de agua, grapadoras y utilería de oficina, y electrodomésticos que tenían en una de los consultorios para preparar los desayunos de algunos pacientes de bajos recursos.

“Estamos consientes de que esos equipos no los van a reponer, si tardaron 10 años en darme la computadora.”, expresó una de las empleadas de Trabajo Social que pre rió no identificarse.

Los asaltantes entraron por una abertura de 18 centímetros de las ventanas, que dan hacia el estacionamiento del sótano. Dejaron sus huellas marcadas en la pared e incluso una prenda de ropa tirada en el piso, pero el indicio más contundente es un mensaje escrito con marcador rojo en una de las puertas: “Aquí estuvo el hampa”.

El director del ambulatorio, Nelson Urdaneta, aseguró que se levantó una denuncia ante el Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) y ya habían asistido al centro de salud, sin embargo el equipo de enfermeros afirmó que ningún cuerpo policial se había presentado en el lugar.

“Por aquí no ha venido ningún policía y si no se toman medidas se van a seguir metiendo las veces que les de la gana, porque tienen la facilidad”, agregó la funcionaria de Trabajo Social.

Después de la 1: 00 de la tarde que cierra el ambulatorio solo quedan 14 vigilantes, entre milicianos y seguridad privada, pero hasta los momentos no han logrado evitar ni uno solo de los robos ejecutados.

 

 

 

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...