El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO
Estás leyendo

Opinión

La cama, por Énder Arenas

¡Ah! La cama, ese mueble maravilloso que podemos usar para casi cualquier cosa: dormir, hay gente que la usa solo para eso, pero también sirve para descansar, leer, saltar. Mi tía Estilita…

Ayuda oportuna, por Padre Jaime Kelly MSC

Dice la Palabra de Dios en Hebreos 4,16: “Acerquémonos, por tanto, con plena confianza al trono de la Gracia, para recibir misericordia, hallar la gracia y obtener ayuda en el momento…

¡Comienzo desalentador!, por Dante Rivas

No arrancó bien la nueva Asamblea Nacional. Hay una sensación de alta beligerancia que no les gusta a los ciudadanos. No quieren un ring de gallos, sino una academia democrática de…

Caldera, 100, por Ramón Guillermo Aveledo

El domingo 24 se cumplieron 100 años del nacimiento de Rafael Caldera, uno de los venezolanos fundamentales del siglo XX. Como suele ocurrir con personalidades tan influyentes, con…

Salud vulnerada, por Judith Aular de Durán

Lo que está ocurriendo en el país es desesperante e inhumano. Parece inverosímil que las organizaciones mundiales y países históricamente aliados no hayan tomado una posición de mayor…

Puestos para solucionar, por Arias Cárdenas

Llegaron al Parlamento por los efectos de la guerra económica, en hombros de la urgencia del pueblo por recuperar la normalidad en precios y abastecimiento; llegaron porque hicieron de “las…

La pluma o la pala, por Claudio Nazoa

A la familia López y a Tarek William Saab I Qué triste la vida del verdugo. Ser verdugo es una degradación del Homo sapiens, único animal capaz de idear torturas para producir…

El juego tranca‘o, por Maryclen Stelling

A partir del 6-D, la crisis multidimensional que aqueja a Venezuela aflora abiertamente en la voz de la calle, en la crítica social y política y en el choque de poderes. La Asamblea…

La crisis sin remedio, por Fausto Masó

Como tanto se ha dicho estamos mal pero lo peor está por llegar, solo hay una certeza: no hay salvación a la vista. Venezuela desaprovechó mil ocasiones para salvarse del desastre, o mejor…