Maracaibo, Venezuela -

Soy Ciudadano

La lealtad como el valor de lo correspondido

El mejor ejemplo de lealtad está en la unidad de la familia. Los matrimonios leales se comprometen a seguir juntos, a pesar de las adversidades

sábado 02/12/2017
12:55 PM
  • María Gabriela Piña

  • @versionfinal

  • Andrés Torres

Un compromiso representa el pacto voluntario entre una o más personas donde establecen dar y recibir algo a cambio. Sin embargo, no todos los compromisos están firmados en un papel visados por un abogado, e incluso, algunos ni siquiera son verbalizados o acordados formalmente.

He allí el verdadero significado del valor de la lealtad. Bien sea con familiares, amigos, religión o trabajo, los seres humanos tienen, en su propia conciencia, el sentimiento interno de guardarle delidad a alguien como muestra de gratitud.

“En las buenas y en las malas, en la riqueza y en la pobreza, en la salud yen la enfermedad… Te seré leal hasta que la muerte nos separe”. Estas promesas de lealtad y delidad quedaron ancladas en las almas de Carlos Reyes y Jose na Virla aquel 25 de marzo de 1967, cuando decidieron unir sus vidas en sagrado matrimonio.

El filósofo idealista Josiah Royce, en su libro “The Philosophy of Loyalty” (La losofía de la lealtad) publicado en 1908, sostiene que la lealtad es una virtud primaria. “Es el centro de todas las virtudes, el deber central entre todos los deberes”.

—¿Crees que recibirás alguna recompensa por ser leal a tu esposo?

—¡Por supuesto! —responde Josefina con una sonrisa en su rostro—. Todas las buenas acciones tienen una recompensa. Las personas de buen corazón, como él y como yo, cumplen sus promesas, aunque las circunstancias cambien y nuestras vidas no sean como al principio.

En la salud y en la enfermedad

El cuadro médico de Carlos, a sus 74 años, no es muy bueno. Desde muy joven sufre de diabetes, lo que ha afectado el funcionamiento de algunos de sus órganos vitales, como los riñones y el corazón. Alrededor de los 40 años, empieza a sentirse débil y falla su respiración.

Subir y bajar las escaleras, desde planta baja hasta el tercer piso del conjunto residencial donde viven los esposos,se convirtió en una tarea difícil para él. “Llegaba al departamento como si hubiera corrido un maratón. El corazón acelerado, jadeando y prácticamente ahogado”, cuenta Josefina con los ojos aguarapados.

Carlos visitó a un cardiólogo y el diagnóstico les cambió la vida a ambos para siempre. El joven señor sufre de cardiomiopatía congestiva, una condición que daña el tejido muscular de las cavidades de bombeo del corazón, lo que significa que la sangre no puede distribuirse normalmente hacia todo su cuerpo.

Josefina, quien tiene casi 75 años, le da la razón al lósofo Royce cuando dice que la lealtad “es la devoción consciente y práctica de una persona a otra”.

“Desde el día que supe que podría perderlo tan pronto y en cualquier momento, decidí dedicar toda mi vida a Carlos, aún más que como ya lo hacía”, expresa la mujer mientras se queja de sus dolores.

Compromiso mutuo

Ella fue víctima de cáncer de mama cuando tenía 52 años. Ambos estaban enfermos. Él con sus resonancias, ella con sus quimioterapias, pero nunca se abandonaron el uno al otro.

En cada chequeo médico, cada intervención quirúrgica, cada hospitalización y recuperación, Carlos y Josefina estaban agarrados de la mano y con sus almas unidas y fuertes cada vez más.

—¿Cómo hacían cuando los dos recaían?

—Ambos nos sacri camos —dice Josefina—. Con el cáncer tuve momentos fuertes y él estuvo a mi lado, cuando ambos recaíamos nos hospitalizaban juntos. Incluso, justo ahora que ya estoy viejita, cuando a Carlos lo internan por cualquier complicación, quien se queda en la clínica con él soy yo, más nadie, y de ahí no me voy hasta que no le den de alta, así me gane un regaño de nuestros hijos.

Cuando dos personas se comprometen a serle leal al otro, están dispuestas a darlo todo sin jarse en su propio provecho, teniendo una actitud firme y valiente para enfrentar cualquier obstáculo que se les presente.

La lealtad significa una expresión de amor. Al ser leales con los demás, la vida de cada uno toma sentido. Poco a poco, el mundo se llena de personas de bien que defienden el compromiso contraído de no dar la espalda al prójimo.

 

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE