Maracaibo, Venezuela -

Vivir

Ministro Cultura ruso exige seguridad en los cines que proyecten “Matilda”

Tanto la Iglesia Ortodoxa Rusa como la Casa Imperial rusa consideran una "blasfemia" hablar con tanta ligereza sobre ciertos aspectos de la vida del último zar

miércoles 13/09/2017
2:23 PM
  • EFE

  • @versionfinal

  • Archivo

El ministro de Cultura de Rusia, Vladímir Medinski, escribió hoy una carta al Ministerio del Interior para que garantice la seguridad de los cines que proyecten la controvertida película “Matilda”, que será estrenada el 26 de octubre.

El ministro envió una carta al titular de Interior, Vladímir Kolokoltsev, “en la que le pide que garantice la seguridad y corte de raíz cualquier acción ilegal durante la proyección de la película ‘Matilda'”, informó Cultura en un comunicado.

Medinski considera que la policía está obligada a impedir con toda firmeza cualquier presión sobre el Estado y los cines por parte de los integristas ortodoxos que recurren a peligrosos métodos para defender sus convicciones religiosas.

Después de que las cadenas Cinema Park y Formula Kino, que juntas suponen la mayor red de cines de Rusia, se negaran a proyectar “Matilda” por las amenazas recibidas, varios cines se dirigieron a las autoridades para que garanticen su seguridad durante el tiempo que esté en cartelera.

El ministro de Cultura defendió hoy por vez primera “Matilda”, que narra la relación prematrimonial entre el último zar y una famosa bailarina, de los ataques y amenazas de los integristas ortodoxos.

“Yo he visto la película. No voy a discutir su contenido. Sería incorrecto, mientras no la vean los espectadores. Pero constato que no hay nada ultrajante ni para la memoria de Nicolás II ni para la historia de la monarquía rusa”, señaló.

En cambio, la diputada Natalia Poklónskaya, enemiga acérrima de la cinta, insistió pese a las críticas recibidas, en revisar la decisión de conceder a la película el certificado para su proyección en los cines rusos.

Tanto la Iglesia Ortodoxa Rusa como la Casa Imperial rusa consideran una “blasfemia” hablar con tanta ligereza sobre ciertos aspectos de la vida del último zar -para ellos escabrosos-, santificado en el año 2000.

“Matilda” toma el título de la bailarina Matilda Kshesínskaya, de origen polaco, estrella del teatro Marínski de San Petersburgo a finales del siglo XIX, quien mantuvo una corta pero apasionada relación con el zar entre 1892 y 1894. 

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE