Maracaibo, Venezuela -

Vivir

Mexicanos trabajan en técnica electroquímica para detectar virus del papiloma

Durante la investigación se logró preparar un electrodo capaz de separar oncoproteínas -como las E6 y E7- a partir de cada extracto de tejido cervical para analizar su comportamiento bioeléctrico mediante un proceso electroquímico

jueves 01/02/2018
6:18 PM
  • EFE

  • @VersionFinal

  • Archivo

Científicos mexicanos trabajan en el desarrollo de una metodología que utiliza la electroquímica para la detección oportuna del virus del papiloma humano (VPH), informó este jueves el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

La investigación se está llevando a cabo en el Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico en Electroquímica (Cideteq), donde buscan la detección de proteínas oncogénicas del VPH en el cuello del útero.

El investigador a cargo del proyecto, Juan Manríquez, explicó que el estudio surgió como respuesta a metodologías de detección del cáncer de cérvix que “pueden involucrar errores humanos de apreciación”.

Por ello, propusieron la evaluación de la respuesta electroquímica de proteínas aisladas a partir de las muestras de tejido cervical sano e infectado con VPH.

Este tipo de cáncer es predominantemente generado por dos variedades de VPH, conocidos como 16 y 18, siendo el primero el más agresivo, encontrándose aproximadamente en el 75 % de los casos de cáncer cervicouterino ya diagnosticados.

La apoptosis celular -sistema de defensa que tiene el cuerpo humano para combatir el virus- es bloqueada por las oncoproteínas E6 y E7 y los niveles de expresión de virus de variedad 16 y 18.

“Esto les permite perpetuarse y generar todas las problemáticas que ya conocemos”, apuntó el especialista.

Durante la investigación se logró preparar un electrodo capaz de separar oncoproteínas -como las E6 y E7- a partir de cada extracto de tejido cervical para analizar su comportamiento bioeléctrico mediante un proceso electroquímico.

Manríquez indicó que se obtuvieron resultados significativos, tanto de las pacientes sanas como de las que tenían diferentes niveles de infección o de crecimiento descontrolado de células cervicales.

“Lo que nosotros hicimos fue estimular eléctricamente las oncoproteínas con ayuda de nuestro electrodo. Encontramos que la respuesta al estímulo eléctrico en el caso de las proteínas provenientes de tejido sano era completamente distinta a la de aquellas que provenían de tejido infectado con VPH”, detalló.

Una de las ventajas de este método, según el investigador, es que no se requieren especialistas en electroquímica para llevarlo a cabo, tan solo un técnico capacitado en el manejo del electrodo y del extracto de proteínas.

La siguiente etapa de la investigación consistirá en refinar el procedimiento para hacerlo más selectivo.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE