Maracaibo, Venezuela -

Vivir

Futuros maestros de la cocina se miden en prueba gastronómica

Los estudiantes de la escuela de gastronomía Dohmi se lucieron con una presentación de Tapas, como parte de la final de comida española.

viernes 31/08/2018
4:31 PM
  • Vanessa Chamorro

  • @versionfinal

  • Cortesía

Para ser un maestro en el arte culinario no hace falta estudiar en París o en grandes academias de cocina. En Maracaibo, la escuela de gastronomía Dohmi prepara a muchos jóvenes talentos que serán los futuros grandes chefs de nuestra región.

Cocinar es un arte, de eso no hay duda. Durante años, los mejores chefs del mundo han entregado su vida a la gastronomía y a la búsqueda incesante de nuevas recetas que conquisten los paladares de sus comensales. En el mundo de los olores, los sabores y las texturas, el equilibrio es la clave del éxito y solo unos pocos logran conseguirlo.

La nueva tropa de estudiantes para chef de Dohmi, ha explorado los diferentes platillos internacionales en diferentes fases, aprendiendo todo lo referente a la cultura e idiosincrasia internacional. Como muestra de ello, el pasado miércoles, una de las brigadas a cargo de la máster chef, Karla García, realizó una presentación de Tapas españolas (un aperitivo que se sirve en la mayoría de los restaurantes acompañando a la bebida  sea alcohólica o no) como parte de las pruebas que presentan durante su capacitación como futuros profesionales de la cocina.

 

Las tres brigadas expusieron dos platillos salados y uno dulce acompañados de su respectiva bebida. Entre las presentaciones destacó la popular tortilla española, el arroz con leche al estilo español, cóctel de beso blanco (bebida típica de España, elaborada con licor blanco, limón,  crema de coco y azúcar y decorado con fresa),  el vino artesanal de fresa, las tartaletas de ensalada rusa al estilo español, el Gazpacho que es una sopa fría hecha con aceite de oliva, vinagre, tomate, pepino, cebolla, ajo y pimiento verde, la empanada gallega y la Tarta de Santiago (elaborada sin harina, únicamente con almendras pulverizadas y mezcladas con huevo y azúcar y mantequilla).

Los  tres equipos lograron con éxito aprobar la final de comida española, aunque para la chef Karla García “esta no ha sido la mejor presentación que hayan tenido, pero hay que tomar en cuenta que lograron hacer mucho con poco. Ya que debido a la situación país, hubo materiales que no lograron conseguir. Lo importante es ser creativos porque esto es un arte. De ingredientes básicos podemos crear grandes platos” expresó.

 

Próximamente tendremos la final. Va a estar muy bueno porque este equipo es muy competitivo y yo les exijo muchísimo, agregó García.

Jóvenes talento

En Dohmi no solo se capacitan a jóvenes con alguna especialidad en la cocina, muchos de ellos llegan sin saber hacer un arroz. Sin embargo existen dentro de la escuela alumnos que se destacan fuera  y dentro de la academia, por su espíritu  emprendedor y facultad de improvisar y crear nuevos propuestas.

Tal es el caso de Rossana Larreal, quien es propietaria del popular restaurante Kaikai. Un establecimiento de comida wayuu con 13 años de servicio, en el que ofrecen  especialidades  como: el arroz de frijoles, ovejo asado, ovejo en coco entre otras especialidades.

Larreal  también es creadora de su propia línea de vinos artesanales conocidos en su cuenta de Instagram como @vinosartesanalesjr . Lo más curioso de estos vinos son los sabores poco comunes como lo son el mango y la yuca.

Hace tres años mi esposo y yo comenzamos con esto de los vinos, un día a él se le ocurre hacer un vino de yuca, yo le dije que estaba loco y que era imposible hacerlo pero sí lo logró, lo probé y me pareció que estaba bueno. A raíz de eso quisimos capacitarnos mejor en el tema, por lo que asistimos a un curso de elaboración de vinos, conversamos con técnicos y personas especializadas en esto hasta darse @vinosartesanalesJR,  ahora estamos a la espera de la permisología, explica Rossana Larreal.

Para Larreal un país nunca se acaba. “Hay que innovar, hay muchos espacios que están quedando  vacíos y que si nosotros los sabemos aprovechar podemos aportarle a nuestro país. Venezuela tiene mucho que dar y hay gente con mucho potencial” expresa.

Otra joven con espíritu emprendedor es Luz Machado, una chica de 30 años a quien le apasiona la cocina y sueña con tener algún día su propio restaurante. “Desde muy pequeña mi abuela me enseñó a cocinar, a los 12 ya sabía hacer arroz, desde ahí creció mi pasión por el mundo gastronómico. Siempre investigo y me reto a preparar nuevas recetas. Por ello para perfeccionar mi habilidad en la cocina y poder en algún futuro tener mi propio restaurante decidí inscribirme en esta escuela”.

 

 

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE