Maracaibo, Venezuela -

Vivir

Eliza Scanlen: “Soy consciente de la suerte que tengo de haber conseguido este papel”

La joven actriz debuta en la miniserie "Sharp Objects" que transmite HBO, interpretando a Amma Crellim. La serie se estrenó a principios de julio

lunes 30/07/2018
1:34 PM
  • Vanessa Chamorro/ HBO

  • @versionfinal

  • Cortesía HBO

Eliza Scanlen está en pleno lanzamiento de su carrera. La actriz se ha convertido en la integrante del reparto de la nueva serie de HBO, Sharp Objects, un drama que protagoniza la propia Scanlen junto a Amy Adams.

La serie se centra en la periodista Camille Preaker (Adams), quién tras estar hospitalizada en un psiquiátrico, debe regresar a su pequeña ciudad natal para cubrir el asesinado de dos niñas preadolescentes. Sin embargo, mientras trata de montar el rompecabezas sobre su pasado, Camille se siente demasiado identificada con las jóvenes víctimas.

Scanlen da vida a Amma Crellim, una adolescente de 13 años que es la media hermana de Camille. Como muchos adolescentes que han crecido en una pequeña ciudad en medio de Missouri, Amma tiene un doble papel: actúa como una hija ejemplar y cariñosa frente a sus padres; y como una adolescente impulsiva y rebelde cuando sale con sus amigos.

HBO Latinoamérica entrevistó hace unos días a la intérprete sobre el papel que desarrolla y concedió exclusivamente la entrevista a Versión Final. 

¿Conocías el libro antes de presentarte para este papel?

Conocía a Gillian (Flynn) antes de la audición. En ese entonces había leído Perdida, pero no Sharp Objects. Soy una lectora ávida, por lo que supongo que también es una bendición que un libro sea adaptado a una serie, porque se cuenta con una fuente que no es para nada negociable: los hechos ya están contenidos allí y no te puedes equivocar demasiado si tienes al libro como base. Y este es uno de esos libros que no puedes dejar.

¿cómo surgió tu audición? Si no me equivoco, ya habías participado en Home and Away, ¿verdad?

Sí, ya había estado en Home and Away. El hecho de haber estado en ese set me dejó muchas lecciones valiosas que, a mi entender, me prepararon para mi trabajo en Sharp Objects. Y el proceso de audiciones fue bastante largo. Yo estaba en mi último año de la secundaria en Sydney cursando para presentar lo que llamamos el HSC (certificado de escuela superior). En ese momento acababa de terminar el rodaje de Home and Away y había comenzado a generar algunos contenidos propios. Yo recién había contratado a un agente australiano ese año y había tomado algunas clases de teatro en la escuela, había hecho una serie de cursos cortos en NIDA y en diferentes compañías de teatro en Sydney, y algunas clases magistrales. Tuve un representante estadounidense antes de tener uno australiano.

¿Es decir que tenías un representante incluso sin tener experiencia profesional?

Claro. Fue algo extraño. Tomé un curso con una compañía de actores australiana en el onceavo grado, por lo que tendría unos 16 años, y nos llevaron a Los Ángeles por tres semanas para que tuviéramos clases con directores de casting. Pues, al final del curso organizaron un evento en el que conocí a mis agentes, quienes todavía me representan.

Ella es un personaje increíble. No se ven muchos papeles femeninos jóvenes como ella…

Lo sé, y especialmente a una edad tan temprana. Soy consciente de la suerte que tengo de haber conseguido este papel, especialmente cuando en el medio los personajes de 18 años son interpretados por actores de 28 o 30 años. Eso hace que no quede nada para los de 18, 19 o 20. Yo tengo 19 años. Eso es algo raro en el mundo de la actuación. Creo que tuve la suerte de verme lo suficientemente joven, y también de que hubiera un personaje tan joven con tantos matices, tan complejo. Y tan oscuro, también.

En términos de investigación, ¿en qué te fijaste al buscar información para componer no solo el personaje de Amma, sino también el ambiente familiar?

Cuando investigo para un personaje, me gusta saber todo sobre él y todo sobre su mundo. Normalmente recibo guiones impresos anillados y les decoro la tapa; hago que sean más simbólicos del personaje, y escribo en ellos. Soy de escribir mucho. Me apoyo en la escritura para plasmar mis pensamientos y diagramar las escenas. Comencé trabajando sobre el modo de pensar de Amma y sobre el modo en que el trauma puede afectar permanentemente a una familia, especialmente a una familia multigeneracional. Esta familia ha sido asaltada por un trauma devastador, y el hecho de que siga afectándolos hoy fue indicativo de la complejidad de estos personajes y de la profundidad de la investigación que debía hacer. Me centré mucho en el modo en que la gente abusa del poder. Yo había estudiado a Shakespeare en la escuela secundaria y sabía que muchas de sus obras están arraigadas en el concepto de poder; en el ascenso y la caída de los personajes como resultado del poder. Noté que esas comparaciones eran aplicables a la ciudad.

 Amma es irritable y cuando la conoces no te encariñas inmediatamente con ella, pero vive bajo mucha presión. Tiene un nivel de responsabilidad dentro de esa familia que hace que sea difícil imaginar cómo es crecer así, con tantas expectativas puestas en uno. ¿Es algo que hayas considerado?

Sí, exactamente, y ella quiere ser la hija perfecta para Adora, pero siente que Marian es como un ángel omnipresente que está por encima de ella y con el que nunca puede competir. No puedo imaginar cómo sería vivir con eso durante toda la vida y, también, a sabiendas de que tiene una hermana que nunca ha conocido, como una oportunidad fraternal perdida. La personalidad prepotente de Adora eclipsa la independencia de Amma, su libertad de pensamiento, su curiosidad… por lo tanto, ella no tiene más opción como persona que la de ejercer ese control en algún otro lugar, y encuentra ese lugar en sus amigas. Ella no sabe qué hacer para recibir algún tipo de gratificación, y eso acaba siendo nocivo para su vida y su futuro.

¿Cuánto duró el rodaje?

Alrededor de cinco meses. Yo realmente no esperaba que fuera tan largo, porque era mi primer trabajo y no tenía idea. Pensé que serían unos tres meses, pero en general eso es lo que dura el rodaje de las películas. Sin embargo, al estar lejos de casa aprendí mucho sobre mí misma. Extrañé mucho. Tengo un hermano mayor y una hermana gemela. Pero creo que después de Sharp Objects me quedó muy claro que me quiero dedicar a esto.

¿Cómo eras tú a los 13?

Dios mío. Definitivamente no era como los adolescentes de 13 años de hoy. Cuando tenía 13 años ni siquiera pensaba en los muchachos; pensaba en los Tamagotchi y en cómo me trenzaría el pelo en mi próximo viaje a Tailandia o Fiyi.  Me encantaba actuar y obligar a mis amigos a hacer películas conmigo.

 

¿Cómo fue trabajar con Amy?

Ella fue como una hermana mayor para mí en la serie, pero también en el set. No solo me ayudó con la vida en el set y me guió en eso, sino que también me contó muchísimas historias de vida y me enseñó lecciones de vida. Ella ha sido un gran apoyo para mí. Es una persona normal que casualmente disfruta de la actuación y que, casualmente, es fantástica en eso. No podría haber pedido trabajar con una persona más solidaria.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE