colombiazuela vertical
Maracaibo, Venezuela -

Vivir

El mundo pierde a una de las mentes más brillantes

El célebre físico Stephen Hawking falleció esta madrugada en su casa de Cambridge. Su vida fue objeto de una película ganadora de un premio Oscar

miércoles 14/03/2018
9:35 AM
  • Vanessa Chamorro

  • @versionfinal

  • EFE

El físico Stephen Hawking, al que muchos consideraban “una de las mentes más brillantes del mundo”, ha fallecido esta madrugada a los 76 años. Dedicó su larga vida –mucho más larga de lo que sus médicos pronosticaron– a desentrañar los misterios del cosmos, y muchos de sus descubrimientos revolucionaron la física teórica.

Estamos profundamente entristecidos por el fallecimiento de nuestro padre hoy”, dicen sus tres hijos, Lucy, Robert y Tim, en un comunicado publicado a primera hora de la mañana del miércoles. “Era un gran científico y un hombre extraordinario cuyo trabajo y legado sobrevivirá por muchos años. Su coraje y persistencia, con su brillo y humor, inspiraron a personas por todo el mundo. En una ocasión dijo: ‘El universo no sería gran cosa si no fuera hogar de la gente a la que amas’. Le echaremos de menos para siempre.

Hawking disfrutaba de un estatus de estrella del rock, y su vida fue objeto de una película, La Teoría del todo, que le valió el Oscar al actor que lo encarnaba, Eddie Redmayne.

Nacido en la ciudad universitaria de Oxford, cerca de Londres, el 8 de enero de 1942, en el tricentenario de Galileo, Stephen William Hawking siempre creyó que la ciencia era su sino. Pero el destino fue cruel. A los 21 años le diagnosticaron una forma atípica de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad que ataca a las neuronas motoras encargadas de controlar los movimientos voluntarios.

Contra todo pronóstico, Hawking superó las predicciones que le daban entre dos y tres años de vida, aunque sufrió los devastadores efectos que progresivamente le dejaron paralizado y le permitieron comunicarse solo a través de un ordenador que interpreta sus gestos faciales.

“l profesor Stephen Hawking era una mente brillante y extraordinaria, uno de los grandes científicos de su generación. Su valentía, humor y su empeño en aprovechar la vida fueron una inspiración, escribió la primera ministra británica Theresa May May en la red social Twitter sobre el astrofísico.

Una vida normal

Traté de llevar una vida lo más normal posible, y no pensar en mi enfermedad o lamentar las cosas que me impide hacer, que no son tanta”, escribió una vez el científico, que utilizaba una silla de ruedas “inteligente”. Hawking, sin embargo, distaba mucho de ser normal. 

En el interior de su cada vez más deteriorado cuerpo había una mente brillante, fascinada por la naturaleza del universo, cómo se formó y cómo podría terminar.

Mi objetivo es simple”, dijo en una ocasión. “Es entender completamente el universo, por qué es cómo es y por qué existe simplemente.

Sus estudios

Muchos de sus trabajos se centraron en unir la relatividad (la naturaleza del espacio y del tiempo) y la teoría cuántica (la física de lo más pequeño) para explicar la creación y el funcionamiento del cosmos.

Stephen Hawking se centró en el estudio de los agujeros negros, un campo en el que ha realizado sus principales contribuciones a la ciencia. Hawking descubrió que los agujeros negros no son tan negros como se pensaba. Estos cuerpos celestes son tan masivos que su campo gravitatorio deforma el espacio y el tiempo hasta el punto que no dejan escapar ni la luz. Todo lo que se acerca a ellos se precipita hacia su interior inevitablemente, para no salir nunca más.

Al aplicar la mecánica cuántica al estudio de estos extraños objetos, Stephen Hawking descubrió que, contra todo pronóstico, los agujeros negros tienen temperatura y producen radiación, bautizada como radiación de Hawking en su honor. Por lo tanto, pueden devolver al exterior la información que absorben.

Hawking también propuso que los efectos de la mecánica cuántica en el universo temprano, justo después del Big Bang, produjeron las pequeñas oscilaciones en la gravedad que permitieron que la materia se empezase a agregar y se formasen las primeras estrellas y galaxias.

Ha sido una época gloriosa para vivir e investigar en física teórica. Nuestra imagen sobre el universo ha cambiado muchísimo en los últimos 50 años, y estoy feliz de haber realizado una pequeña contribución, declaró Hawking el año pasado, durante la celebración de su 75º aniversario en Cambridge.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE