Maracaibo, Venezuela -

Vivir

El CAMLB subsiste al precario mantenimiento, la falta de agua y la incertidumbre laboral

A dos meses del cambio de directiva, los extrabajadores aseguran que hay una propuesta de convertir una parte del centro cultural en un restaurante con expendio de bebidas alcohólicas. “La nueva política es producir dinero”, dijo un empleado

domingo 29/07/2018
3:25 PM
  • Redacción Versión Final

  • @versionfinal

  • Archivo: Alejandro Paredes

Cuando ya han transcurrido más de sesenta días de la destitución del doctor Régulo Pachano de la presidencia del Centro de Arte Lía Bermúdez (CAMLB) y de la intervención de la institución cultura, por parte del gobierno regional, supuestamente las nuevas autoridades, presidida por el Secretario de Cultura del estado Zulia (SCEZ) Wolfang Viloria, propusieron convertir la tienda de arte en un espacio donde se expendan comida y bebidas alcohólicas.

Tania Palomares (nombre ficticio), extrabajadora de la institución por más de 20 años y quien renunció recientemente, asegura que Viloria hizo el planteamiento en una reunión con los empleados y consiste en ampliar la tienda de arte y convertir el espacio “en algo bohemio, donde además se prepare comida y que funcione hasta altas horas de la noche. Son cosas que no creo que se den a corto plazo. No creo que eso funcione así”.

Palomares advierte que actualmente en el Lía Bermúdez reina incertidumbre entre los trabajadores por su destino laboral, en algunas áreas se han creado cargos paralelos y se aprecia descuido en los espacios.

Para la excontratada, el periodo de transición “ha sido duro” por la nueva forma de trabajar y “no vemos que nada se concreta, no sabemos qué es lo que va a pasar, no sabemos qué es lo que va a hacer. Estamos ganando salario mínimo y todo esto se junta con la situación país, que el sueldo no nos alcanza para llegar, no nos da para pagar un pasaje, todas esas cosas influyen para que la gente haya renunciado, se haya ido. Hay mucha escasez de personal”.

La gente se siente como en el limbo todavía, son personal del CAMLB, pero quieren unificar las dos instituciones y que todos dependan de Secretaría de Cultura, acota.

 

Un departamento de prensa paralelo

Según Palomares hasta ahora “no se ha maltratado ni botado a nadie” pero si le llama la atención que en todas las áreas del centro de arte fue incluido personal de la SCEZ y además fue designada una periodista que hace funciones paralelas a las del actual jefe de prensa del CAMLB.

Me enteré que la jefa de prensa del CAMLB ya no lo es. La jefa de prensa es la periodista que llegó de la Secretaría de Cultura. La periodista del CAMLB es como un apoyo.  En realidad, la que manda es la otra que está en el despacho del nuevo presidente. Es incómoda esa situación. La periodista del CAMLB tiene a otra chica de Secretaría que le pusieron para que la ayudara.

Descuido en el mantenimiento

De acuerdo con Palomares existen deficiencias en el mantenimiento del Centro de Arte de Maracaibo Lía Bermúdez. “No hay bombillos, están faltando muchas cosas, no sé si es porque no pueden cubrirlo. Productos de limpieza tampoco hay, es como difícil que se mantenga así por mucho tiempo el Centro de Arte”.

Asegura que desconoce cuál será el destino de la institución. Le llama la atención que las salas de museos, “las tacitas de oro” de la antigua gestión, las han ocupado “la gente” del Conservatorio de Música José Luís Paz para ensayos “y no creo que las vayan a habilitar de nuevo como salas de museo. Piensan hacer una página donde se vendan las obras”.

Una productora para los eventos

José Carrizo, extrabajador del CAMLB por más de 17 años, destaca que aun cuando los actuales administradores de la institución, la mayoría son artistas de la localidad, “desconocen cómo producir espectáculos y se está constituyendo una productora que es la que va a hacer las contrataciones de sala. La parte de alquiler y de la autogestión del centro de arte”.

Coincide con Palomares en que el mantenimiento de la organización cultural ha decaído. “Al irse las personas claves, los trabajadores de mantenimiento que han contratado tratan de mantener las actividades, pero no hay como una prioridad. Las salas de museo eran primordiales. Es como si se le quisiera dar prioridad a la entrada de dinero, a cómo producir dinero. Esa es la nueva política. En vez de cuidar la programación y cuidar la calidad artística se están enfocando en producir dinero”, dice.

Si vas al centro de arte podrás observar que ya las salas de museo están como oscuras por falta de iluminación, el mantenimiento no es igual. Ha habido días de colapso de los baños y han tenido que cerrarlos porque no hay ni agua. Ahí falta mucho personal de mantenimiento para eso.

“Es como un barco que se hunde”, lamenta, porque la gestión no es igual. “Esperemos que no suceda como todo lo que ha tomado el Gobierno que al final han tenido que poner un par de candados. Ojalá que no sea ese el caso del centro de arte y la gente que está procure mantener una gestión cultural como se venía haciendo”, refirió.

El Centro de arte de Maracaibo Lía Bermúdez, ubicado en el casco central de Maracaibo, Zulia, Venezuela, desde hace 28 años funciona como un centro cultural donde artistas, cultores, pintores, expositores, músicos, empresarios, catedráticos y el ciudadano común de la región,  han encontrado salas de museo y un gran escenario para realizar sus presentaciones, exposiciones, talleres, congresos o citas gastronómicas.

Recibe su nombre de la artista y escultora caraqueña Lía Bermúdez, quien logró convertir el mercado municipal de Maracaibo, construido en 1886, en un gran centro cultural inaugurado oficialmente en 1993. Su mantenimiento y gestión es responsabilidad del gobierno regional del estado Zulia, bajo la figura de Fundación Centro de Arte de Maracaibo Lía Bermúdez.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE