Maracaibo, Venezuela -

Tecnología

Redes sociales aumentan participación democrática, con dudas de transparencia

jueves 12/10/2017
6:19 PM
  • EFE

  • @versionfinal

  • Archivo

La irrupción de las redes sociales en el terreno democrático favorece la participación ciudadana más allá del mero voto, aunque falta adaptación por parte de los partidos y plantea dudas sobre transparencia, señalaron participantes del VIII Foro de la Democracia Latinoamericana.

En la segunda jornada del encuentro, que se celebra hasta este viernes en la Ciudad de México, expertos pusieron de relieve el impacto que las nuevas tecnologías han traído al panorama electoral.

No obstante, “han llevado a los políticos, partidos y autoridades electorales a enfrentar un fenómeno con instituciones y leyes del siglo XX, pero en muchos casos, que parecieran del siglo XIX”, afirmó el secretario para el fortalecimiento de la democracia de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Francisco Guerrero.

“Enfrentar esta nueva realidad con el antiguo paradigma no es muy inteligente”, por lo que estos actores han de entender que las reglas han cambiado de manera “dramática” y que los ciudadanos son “instantáneos”.

El mexicano defendió que hay conceptos que con la tecnología móvil, que permite estar conectado de manera constante, ya han quedado obsoletos, como el de la veda electoral.

“El concepto de la veda casi parece cómico, ¿veda con un teléfono celular con la que fluye información todo el tiempo? ¿Con conversaciones en Twitter a tiempo real?”, reflexionó Guerrero.

León Felipe Sánchez, miembro de la junta directiva de la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN, por sus siglas en inglés), consideró que las redes no son “la panacea de la democracia, pero tampoco la amenaza de su desaparición”.

Pueden ser, consideró, un “complemento a la participación ciudadana”, que rompa con la idea extendida en Latinoamérica de que la democracia se limita al ejercicio del voto.

“Las redes sociales y la tecnología de la información han habilitado y facilitado que esta participación que antes era prácticamente imposible se diera por canales establecidos”, y de una forma más nutrida.

Esto también ha impactado en otro tipo de asuntos, como la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que se lleva a cabo en estos momentos y que no es tan hermética como la celebrada a principios de los noventa y que dio origen al pacto.

Sánchez opinó que gracias a las plataformas digitales se ha podido escuchar la voz de productores que están al margen de las negociaciones y que se ven afectadas por ellas, estableciendo “un plano mucho más horizontal”.

Una perspectiva mucho más crítica la aportó Renata Ávila, asesora en jefe de derechos digitales de la World Wide Web Foundation, quien argumentó que la conexión constante “nos hace vulnerables como nunca” y elimina el “espacio íntimo” en el que formar opiniones libres sin influencias ni distracciones.

La experta subrayó que el cambio también despierta incertidumbre respeto a la transparencia y el acceso a la información. En relación, por ejemplo, a la forma en la que las redes presentan la información al usuario, por medio de un algoritmo.

“Esto es preocupante porque los algoritmos son cajas negras. Las autoridades electorales no las pueden auditar” y, por tanto, no se puede saber si están privilegiando a una tendencia u otra, señaló la guatemalteca.

Además, “hay muchas maneras de gasto en campaña política que están ocultas” en las redes, que no se están computando, como el análisis de perfiles de los ciudadanos que realizan los partidos.

Ávila también expresó su inquietud ante la llamada “censura inversa”, es decir, la proliferación de informaciones automáticas para tapar contenidos que, normalmente, están promovidos por “voces con menos acceso al poder”. 

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE