Maracaibo, Venezuela -

Tecnología

Cuando el internet se paga solo

Gracias a la plataforma digital, las personas tienen oportunidades de adentrarse en un nuevo mercado laboral desde casa para convertirse en sus propios jefes

miércoles 17/01/2018
2:39 PM
  • Gonzalo E. Delgado G.

  • @versionfinal

  • G. Delgado

El internet se ha convertido en un medio ideal para la investigación, el entretenimiento, el aprendizaje y el ocio. Este resulta un mar ilimitado de información y herramientas que pueden servir para el crecimiento personal y profesional.

Precisamente, a nivel profesional resulta difícil adentrarse en el mercado laboral, el cual, muchas veces supone un sinfín de presentaciones curriculares abandonadas en un estante de alguna compañía y miles de profesionales desempleados.

A partir de este problema, el internet se muestra como un nuevo medio para conseguir trabajo a través de plataformas web que brindan la posibilidad a los profesionales de postularse a todo tipo de trabajos alrededor del mundo y le da opciones a las empresas de buscar personal.

Plataformas como Fiverr, Workana, Computrabajo y Trabajofreelance son algunos sitios web que sirven como el intermedio entre un empleado y su empleador.

Antonia Bensusan, responsable de marketing para Latinoamérica de una de las plataformas más grandes de empleos online, a través de una entrevista con el medio El Liberal en abril de este año, explica que para el 2012 dicha plataforma contaba en Argentina con 12.500 usuarios, y hoy ya son más de 314.000, lo que representa 25 veces más usuarios.

Carlos Delgado, diseñador e ilustrador freelancer desde hace más de 4 años, declara que este tipo de trabajos por comisión sirven para aquellos que quieren aplicar las competencias adquiridas en la universidad por primera vez. “Comencé cuando aún estaba en la universidad, y fue una mezcla de querer poner en práctica mis conocimientos recién adquiridos y ganar algo de dinero para independizarme. Al principio fue lento, y los clientes pocos. Recibía el pago en efectivo y ya después de terminar el trabajo”, relata.

Delgado considera que ser freelancer le permite tener menos presión laboral y más tiempo de descanso. “Las diferencias con respecto a mis experiencias con trabajos fijos que más destaco serían el ingreso fluctuante de dinero, menos presión, poca interacción con otras personas y menos cansancio por no tener que cumplir un horario”.

Asimismo, Alejandro Luzardo, quien probó ser escritor freelancer desde febrero del 2016 hasta mayo de este año, manifiesta una posición similar a la expuesta por Delgado,al expresar que uno de los beneficios de trabajar en línea es no tener un horario fijo. “Había días enteros donde me ocupaba haciendo cosas personales y decidía no trabajar; al día siguiente, cubría el estimado en palabras que faltaba. Era mi propio jefe”, relata.

“Trabajar con freelancer es mucho más cómodo y solo requiere de saldo en Paypal y una conexión a internet”, agrega.

María Gabriela Zambrano, agente de viajes y asesora turística nacional e internacional, afirma que se necesita ser muy descriptivo y paciente con los clientes debido a las limitaciones de la comunicación impersonal que derivan de trabajar en plataformas digitales. “Se necesita mucha paciencia y empatía para explicar todo a los clientes”.

Por otro lado, afirma que lo que más le gusta de emprender en línea es la toma de decisiones y poder. “El hecho de que no dependo de nadie, yo me encargo de generar mis ingresos. Pasé 6 meses trabajando como freelancer, es decir, no debía cumplir un horario, lo cual era muy satisfactorio ya que me permitía cumplir mis compromisos universitarios. Desde hace 2 meses cumplo un horario de oficina ya que decidí emprender un proyecto propio, una nueva agencia de viajes y experimento el hecho de ser autónoma en decisiones y resolución de conflictos”.

Redes sociales

Así como la web nos brinda páginas para encontrar empleos en línea, debido al auge de las redes sociales se han generado nuevas formas de laboral y publicitar.

Según reseña el diario El Economista de España en enero de 2017, está previsto que en los próximos tres años se creen solo en ese país entre 60.000 y 70.000 puestos de trabajo relacionados con la construcción y gestión de la comunidad online de una compañías.

“Mi trabajo consiste en gestionar el contenido de las marcas en medios sociales y generar estrategias que cumplan objetivos, con esfuerzo desde las redes sociales, bien sea online o inhouse”, expone Rosana Barrera, quien ejerce como Social Media Manager desde hace aproximadamente 2 años.

Ella describe su labor como muy “flexible” y “lucrativo” en la actualidad. “Se trabaja mucho, eso sí, pero si lo haces bien te lo sabrán recompensar”, asevera.

Además, la también estudiante de comunicación agrega que para trabajar en redes se necesita estar en un cambio constante de dinámica. “El trabajo convencional es muy pragmático, el de redes es muy cambiante, lo que hoy está bien, mañana no, y quien cae en hacer lo mismo por un tiempo prolongado no hace bien su trabajo. Además, los tiempos son totalmente distintos, en las redes el tiempo es fugaz, en el trabajo convencional quizás da más tiempo de pensarlo dos veces antes de ejecutar una acción”, explica.

No todo es brillante

Delgado reconoce que el trabajo por encargo puede volverse monótono.“Generalmente uno se concentra en un área en específico y llegan solo clientes de eso, por lo que puedes eventualmente aburrirte. El ingreso de dinero inestable puede ser desesperante, especialmente si vives solo o necesitas constantemente una cantidad específica de dinero mensualmente. Otra desventaja son la poca interacción con otras personas”.

Por su parte, Luzardo menciona algunos de los problemas que implica este campo. “La dificultad de conseguir clientes por la alta competencia. Asimismo la paga en muchos sitios intermediarios no es inmediata, por lo que de tener que pagar cuentas, muchos dolores de cabeza estarán en medio. De igual manera hay clientes que no desean pagar por la calidad del trabajo, ofreciendo una miseria. Disgustos, más que nada.

Barrera, en cambio, recuerda que el no tener un horario fijo muchas veces resulta contraproducente. “A veces no sabes cuándo parar y te la pasas todo el tiempo en eso, es decir, el trabajo en las redes sociales no se agota. Siempre hay algo que hacer o mejorar y eso precisamente es lo que lleva a la gente a agotarse, eso no es bueno ni para salud ni para el trabajo en sí mismo. Tampoco gozamos de ningún tipo de protección laboral, estamos a la deriva en cuanto a tablas salariales y ese tipo de cosas, nadie responde por lo que hacemos”.

El futuro de esta plataforma

Delgado destaca que el auge del empleo en línea tendrá más impacto en países con economías inestables. “El emprendimiento digital seguirá creciendo, sobretodo en países cuya moneda es bastante débil. Seguramente se irá globalizando. En general, emprender digitalmente es superefectivo gracias a la cantidad de personas que se pueden alcanzar con las redes sociales y el internet, algo que sigue evolucionando”.

“Solo basta con ver la realidad de los demás países. Lo digital es lo que mueve el mundo actual”, puntualiza Zambrano.

En cuanto al futuro de los gestores de redes sociales y la publicidad en línea, Barrera explica que las empresas actualmente invierten más en anuncios por internet. “Me atrevo a decir que ahora las marcas prefieren invertir más en publicidad digital que en la convencional, porque le ‘ven el queso a la tostada’. Las comunidades digitales bien gestionadas y encaminadas traen muchos beneficios visibles/tangibles a los negocios”

Recomendaciones

Barrera manifiesta el ser proactivos para no quedarse estancados, además de“ser muy analíticos, revisar lo que están haciendo los demás, no para copiar, ojo, sino para tomar lo bueno y desechar lo malo”.

Por otro lado, Delgado recomienda“trabajar durante un tiempo en alguna agencia, imprenta, taller o cualquier lugar donde puedas desarrollar más tus habilidades o aprender nuevas ya que en el freelancing uno tiende a estancarse en hacer solo una cosa, y lo ideal es seguir avanzando y desarrollarse, lo cual es algo que también puede ser obtenido con un trabajo fijo”.

Zambrano por su parte se muestra convencida que ante cualquier crisis, el emprendimiento es el camino para el desarrollo de una nación. “Vivimos una situación país en la que hace falta emprendedores, además, la crisis lo demanda. Nadie actualmente sobrevive con un sueldo mínimo. Le recomendaría paciencia al que quiera; ningún comienzo es fácil, pero con constancia, honestidad, disciplina y sobre todo, que te guste lo que haces, puedes sobrellevar la crisis y dejar a un lado la quejadera diaria en la que vive la mayoría de la población venezolana (…) Hace falta más personas que se atrevan a querer cambiar su entorno para así poder procurar un cambio en el país”, concluye.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE