Maracaibo, Venezuela -

Sucesos

Vecino mata a otro en una caimanera

Un hombre de 57 años habría baleado a José Torres, tras una disputa de este último con un sobrino del presunto victimario

martes 20/02/2018
11:21 AM
  • Paula Romero

  • @versionfinal

  • Fernando Chirino

Una amena caimanera de béisbol terminó en sangre. Al formarse una trifulca en la que estuvieron involucrados un adolescente, de 15 años, y un obrero de la Fiscalía Militar, de 27 años, este último fue asesinado de un balazo en la costilla derecha, el pasado domingo en la avenida 40 con calle 60 del sector Amparo.

Cerca de las 5:00 de la tarde, durante una caimanera de béisbol entre vecinos, José Luis Torres Castro, conocido como “Joselo”, comenzó a jugarse con un adulto mayor de la localidad, cuando un adolescente de 15 años le exigió que dejara de molestar al anciano.

Torres, ignorando el comentario, siguió con sus bromas pesadas. En ese instante, el jovencito, muy alterado, le profirió improperios. El infortunado reaccionó con un empujón hacia el muchacho para marcar distancia.

El adolescente se retiró del sitio del juego para buscar a su representante, a quien le contó lo sucedido. Juan Carlos Rodríguez, de 42 años, padre del menor, salió acompañado de su hermano Rafael Rodríguez, de 57, quienes se dirigieron hacia Torres exigiéndole una explicación.

Tras varios minutos, se originó una disputa en la cual intervino Carlos Luis Torres, de 24 años, hermano de “Joselo”.

La situación se tornó más tensa tiempo después. Comenzó así una lluvia de bloques y piedras que terminó de caldear los ánimos.

Rafael, ofuscado, regresó a su vivienda, situada a escasos metros del improvisado estadio, para buscar un arma de fuego que tenía guardada.

Al regresar, desde un costado de la calle accionó la pistola y le provocó una herida en la zona intercostal derecha a “Joselo”.

Un grupo de vecinos, tras presenciar el terrible evento, prestó colaboración para trasladar al obrero a una clínica situada frente al Cementerio Corazón de Jesús, pero falleció minutos después de su ingreso.

Desde hace siete años, Torres Castro laboraba en la mencionada Fiscalía castrense.

Candela pura

Parientes de Torres tomaron rumbo a la vivienda del presunto homicida y tras percatarse de su ausencia, penetraron violentamente en el sitio, donde estaba la esposa de Rodríguez y sus dos hijas.

Entre la ira y turbación, la familia de la víctima, al irrumpir en el inmueble, comenzó a rociar gasolina, mientras la señora y las niñas recibían amenazas de muerte. Durante el acto, la menor de 13 años, comenzó a convulsionar dado que desde hace seis años sufre una enfermedad cerebrovascular. La mamá tuvo que llevársela a un centro asistencial.

Los consanguíneos del fallecido, quienes pretendían seguir incendiando la residencia, resultaron heridos al perpetrar el hecho, pues se presume que en la casa había una retención de gas de bombona, por lo que al momento de prenderle fuego se produjo un estallido. Fabián Torres, de 26 años, Ríchard Torres, de 27, y Katy Torres, sufrieron quemaduras. Los trasladaron hasta distintos centros de salud.

Familiares de Rafael Rodríguez visitaron la casa la mañana siguiente y la encontraron consumida totalmente por las llamas.

La policía se activó en la búsqueda del supuesto autor del crimen.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE