Maracaibo, Venezuela -

Sucesos

Una mujer y sus dos hijos están involucrados en muerte de un ganadero

La dama y dos jóvenes fueron detenidos por el Cicpc, al ser vinculados con el asesinato de Adolfo Nava, a quien encontraron detrás del Cementerio El Edén

martes 13/03/2018
5:38 PM
  • Oscar Andrade

  • @telodije65

  • Javier Plaza

Con saña asesinaron a Adolfo Nava Machado, de 38 años, cuyo cadáver localizaron sus familiares de la etnia wayuu, el pasado lunes alrededor de las 7:00 de la mañana, a la orilla de un jagüey, en el barrio Paraguachón I, detrás del Cementerio El Edén, vía a La Concepción, municipio Jesús Enrique Lossada.

A Nava Machado lo mataron a golpes para despojarlo de 14 reses que pastoreaba en el sector El Edén, afirmaron parientes desde la morgue de Maracaibo.

Fuentes policiales informaron que al ganadero le propinaron un fuerte golpe en la cabeza, que le ocasionó la muerte.

Una prima que no se identificó dijo que Adolfo, como todos los días, salía a las 7:00 de la mañana, de su casa en El Edén, para pastorear las vacas. La faena duraba unas 10 horas y el hombre solía volver a casa a las 5:00 de la tarde.

Ese domingo fue diferente. La mamá de Nava comenzó a preocuparse y manifestó su angustia ante los demás parientes.

Dada la inquietud porque el ganadero no aparecía, las mujeres con sus mantas guajiras se activaron e iniciaron una intensa búsqueda por todo el sector, hasta que dieron con el paradero del hombre, quien estaba tirado cerca del jagüey, sin signos vitales.

Detenidos

Las damas realizaron la denuncia en el Eje de Homicidios, del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), pues sospechaban de algunas personas que pudieron estar involucradas en el robo de las reses.

De hecho, las damas conocieron que el ganado se lo llevaron al barrio El Cardoncito, zona oeste de Maracaibo. A una de las vacas la mataron para quitarle el cuero, señaló la prima.

Tras las investigaciones, los sabuesos aprehendieron a una mujer y a sus dos hijos, uno de 16 años y otro de 19. Uno de ellos, según los parientes de Nava, los acompañó a buscarlo, pero daba falsas pistas para que no lo consiguieran.

Presumen que el robo y asesinato se registró porque a Adolfo lo “picharon”.

“Nosotros queremos que se haga justicia. Además de la señora y de los hijos, otras personas están involucradas en el hecho. No descansaremos hasta buscarlos para que paguen por el hecho”, manifestaron las dolidas parientes.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE