Maracaibo, Venezuela -

Sucesos

Pranes pedían Bs. 500 millones para dejar que trasladaran al “Monstruo” al hospital

María Espinoza reveló que su hermano Manuel Espinoza se enfermó de tuberculosis, a los tres meses de haber sido trasladado al Retén de Cabimas, en marzo de 2017. Al homicida de su mujer y tres hijastros lo condenaron a la pena máxima. Fue sepultado el 25 de julio en Trujillo

lunes 06/08/2018
5:44 PM
  • Oscar Andrade Espinoza

  • @telodije65

  • Archivo

La hermana de Manuel Espinoza Roa, de 30 años, a quien llamaban “El Monstruo de Santa Rosa”, reveló que a su pariente jamás dejaron que lo trasladaran hasta el Hospital General de Cabimas “Dr. Adolfo D’Empaire”, a pesar de que él tenía tuberculosis desde hace más de un año.

María Espinoza dijo vía telefónica a Versión Final que los pranes del centro de arrestos no permiten la salida de los reos enfermos al centro de salud, a menos que paguen 500 millones de bolívares, cantidad exigida por los líderes negativos a la familia del “Monstruo”.

Manuel Espinoza fue condenado a 30 años de cárcel, por el homicidio contra su pareja, Greily Carolina Ortega, de 25 años, y a sus hijastros, Miguel Ortega, de nueve años, Manuel Hernández, de siete, y Yusbelis Hernández, de seis, el pasado 6 de septiembre de 2015, en Santa Rosa de Agua.

El joven apuñaló a la mujer y a los pequeños y además los violó, informó la policía en ese momento.

Después, huyó del estado y se estuvo refugiando en diversas entidades hasta que fue a dar a Ciudad Bolívar, donde conoció a Crisálida Contreras Espejo, de 82 años, quien le dio trabajo en una hacienda. Presuntamente, el individuo fue descubierto por la mujer, cuando perpetraba un hurto en la instalación agraria.

Manuel tomó una tijera con la que atacó a la anciana, para dejarla sin vida. Días después, el 31 de octubre de 2016, la policía lo aprehendió en un hotel de Guasipati, estado Bolívar, y posteriormente lo trasladaron a la sede del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), en la vía al aeropuerto La Chinita. El 10 de marzo de 2017 se formalizó el traslado de Espinoza al retén de Cabimas.

Tres meses

Espinoza Roa tenía tres meses en el centro de reclusión de la Costa Oriental del Lago (COL), cuando fue contagiado por tuberculosis. En el recinto se ha reportado una considerable incidencia de reclusos que han sufrido esa enfermedad.

María aseguró que su hermano no recibió el tratamiento correspondiente para que fuera curado. Ya en julio, recibieron noticias en las que les dijeron que él se encontraba grave.

Dijo que han tenido dificultades para trasladarse desde Valera hasta Cabimas, para visitar a Manuel. La falta de dinero en efectivo fue clave para que no pudieran movilizarse de manera oportuna.

Sin embargo, la adolorida familiar afirmó que gracias a la llamada de un interno del retén pudieron enterarse de que “El Monstruo de Santa Rosa” murió el 19 de julio de la temida tuberculosis.

Como pudieron, los familiares viajaron de Valera a la COL, para ver a Espinoza en la morgue. Allí reconocieron el cuerpo y realizaron los trámites con una funeraria, para trasladarlo a la ciudad trujillana.

La hermana señaló que Manuel duró un año y cuatro meses recluido en Cabimas. Fue el 25 de julio cuando sepultaron al hombre en el cementerio municipal de Carvajal.

Ya por lo menos mi hermano está descansando y no murió de la manera que muchos querían. Murió de manera natural, no porque lo hayan tocado o le hicieran daño, expresó María.

Refirió que durante los días en que el Conas custodiaba el retén, tras el homicidio contra uno de sus funcionarios, Carlos Castillo, el pasado 14 de julio, en Santa Rita, los militares “no dejaban que lleváramos comida y agua”. Cinco días después falleció Espinoza.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE