Pram de Sabaneta, entre los presos del narcovuelo

Uno de los cinco venezolanos presos desde el pasado Jueves Santo, en el aeropuerto de República Dominicana, con un cargamento de 359 kilos de cocaína provenientes de Barquisimeto, es el expram de la desaparecida Cárcel Nacional de Maracaibo, Jean Carlos Díaz Polanco, alias “Jean Carlitos” o “La Usurpadora”, de 32 años.

La Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) del país caribeño detuvo al exreo de Sabaneta, en el Aeropuerto Internacional de La Romana, en Dominicana, mientras esperaba a los otros cuatro venezolanos: Carlos Justiniano (55), Jorge Henríquez (44), Gregory Frías (23), y Gerardo Díaz Barroso (38), “El Burbuja”, y quien también es nacido en el Zulia.

El cuarteto despegó desde el Aeropuerto Internacional Jacinto Lara, de Barquisimeto, en una avioneta Cessna modelo C404 y matrícula YV2708, en cuyo compartimiento externo escondían los 349 paquetes, dentro de tres maletas y dos bultos.

Una fuente policial que sigue el caso desde Venezuela señaló que “Jean Carlitos”, quien fungía como pram del área Máxima de la cárcel de Sabaneta y salió en libertad en diciembre de 2012, tras cumplir 11 de los 24 años que le dieron de condena por homicidio calificado, robo y lesiones, tenía meses radicado en la isla caribeña.

“A él fue el venezolano que la policía de Dominicana detuvo en el aeropuerto de La Romana mientras esperaba el cargamento desde Barquisiemto. Él es el hombre de confianza del dueño de los 359.62 kilos de cocaína pura incautadas, que por cierto también es zuliano, un hombre de piel blanca, contextura doble y de ascendencia wayuu, de apellido Palmar”, precisó el informante.

Huyó de sus enemigos
Trascendió que “Jean Carlitos” o “La Usurpadora” se fue del país a trabajar con el narcotráfico internacional porque “al salir de la cárcel dejó muchas enemistades que le tenían cacería montada y le juraron la muerte”.

Hasta el 2012, Díaz Polanco era un total desconocido. Fue en julio de ese año que su nombre empezó a sonar en los cuerpos policiales de la región, tras ordenar desde los calabozos de Sabaneta un ataque con granada a la sede del Imau, en el edificio Las Carolinas, por negarse a pagar una extorsión.

Meses más tarde, en octubre de ese año, fue señalado por el CICPC como el autor intelectual de una masacre en una pizzería en Los Haticos, donde una pareja y un niño de 3 años cayeron muertos a tiros. Y finalmente, en diciembre de 2012, habría ordenado la muerte de un enemigo que salía de una boda en la capilla de la Clínica San Rafael, pero su sicario se equivocó y mató a dos inocentes: un visitador médico y un estudiante universitario.droga

Caída mortal
El decomiso de los 359 kilos de cocaína, el pasado 24 de marzo, puso al descubierto la red de narcotráfico que funciona entre Maracaibo y Dominicana. Según fuentes policiales el cargamento salió de la capital zuliana con destino a Barquisimeto, porque el aeropuerto de esa ciudad es más permeable al momento de “comprar” a los funcionarios civiles y militares encargados de la seguridad.

Por este caso, la Fiscalía de Venezuela ordenó la captura de cinco sargentos de la GNB y tres agentes de seguridad aeroportuaria, quienes ya fueron privados de libertad por juzgados del estado Lara por tráfico ilícito agravado, y asociación para delinquir.

Los detenidos son los sargentos primero Darwin Sanoja (27) y Roberto Sivira (25), el sargento segundo Rolan Torrealba (22), el sargento superior Franklin Pérez (50) y el sargento mayor Onésimo Romero (34); y los seguridad José Rodríguez (62), Nelson Peraza (32) y Eduard Lucena (30). A todos les incautaron sus bienes y les congelaron sus cuentas bancarias.