Maracaibo, Venezuela -

Sucesos

Piratas de Punta de Palmas asesinaron a los pescadores

Como alias “El Hediondito”, “El Chupa” y “El Pedro Loco” identi can a los asesinos los familiares de las siete víctimas

domingo 13/08/2017
1:07 AM
  • Marielba González | Paola Cordero

  • @VersionFinal

  • Juan Guerrero

El misterio e impunidad para los responsables de la muerte de siete pescadores a manos de los “Piratas del Lago” solo crea más zozobra para los que viven en las orillas del estuario zuliano. Todos parecen conocer a los homicidas, los señalan por sus apodos: alias “El Chupa”, “El Hediondito” y “Pedro el Loco”. Incluso los ubican en espacio: “Ellos dirigen las mafias en el Lago desde Punta de Palma”, dijeron los allegados de las víctimas. Pero la inactividad de los organismos de seguridad es latente, denunciaron.

Hasta el momento se han encontrado seis cadáveres, cuatro el mismo viernes, y dos ayer. Los sabuesos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) aún no atribuyen la muerte a alguna banda delictiva en específico.

“No hay ley que valga, en Santa Rosa lloramos personas a diario. El miércoles pasado esos mismo tres malandros tirotearon todas las casas de la orilla. La Guardia no hace algo”, refirió un hombre que prefirió no identificarse por temor a represalias.

Hallan dos más

En la plaza Américo Vespucio, ubicada en el sector Santa Rosa de Agua, una multitud de gente recibió ayer a las 9:30 de la mañana el cadáver de Víctor Higinio Sánchez Sulbarán, de 39 años, y el quinto de los siete pescadores que fueron masacrados en el coloso. Flotando cerca del sector Las Cabrias de Maracaibo y en avanzado estado de descomposición fueron localizados los restos del trabajador.

Al final de la tarde, el cuerpo sin vida de Hernando Olivares, de 26 años, también fue encontrado en los alrededores de Puntica de Piedra, presuntamente decapitado. El pescador sería la sexta víctima.

Víctor y Hernando zarparon en su habitual faena junto a sus compañeros el jueves a las 11:00 de la noche. Cerca de las 3:00 de la madrugada un grupo armado de los “Piratas del lago” los sorprendió con una lluvia de disparos. Los cuerpos de Leonardo Yamarte, de 44 años; Enmanuel Puche, de 15 años; Juan Gabriel Molero, de 40 años; y otro sin identificar aparecieron ese mismo día, cerca del Parque La Vereda del Lago. Todos baleados, menos Molero, que presentó múltiples golpes.

Los efectivos de la Guardia Costera no parecían esforzarse por dar con el paradero de los otros pescadores, por lo que unos 10 compañeros de trabajo, divididos en tres embarcaciones, desde las 6:00 de la mañana de ayer, buscaron sin descanso, según una mujer residente del sector Santa Rosa de Agua.

Reinaldo Domador, de 26 años, alias “El Cali”, sería el último pescador por encontrar.

La madre de Víctor, aún con lágrimas en los ojos, detalló que el joven dejó en la orfandad a dos hijos, uno de 11 y una de 19 años. Anteriormente trabajaba en las Gabarras y luego se desempeñó como vigilante en el Lago, para brindar protección a sus conocidos y finalmente se dedicó a la pesca. Todos los infortunados, a excepción de Juan y Wilmer Molero, que viven en el sector Puntica de Piedra, donde velaban los restos de Juan ayer en la mañana, son residentes de Santa Rosa de Agua. Sus vecinos y dolientes niegan que sean vándalos, refieren que “todos eran hombres trabajadores”.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE