El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

Niña murió por falta de asistencia médica tras deslave en Sierra de Perijá

El deslave, ocurrido el jueves pasado en horas de la noche, dejó seis personas desaparecidas, cerca de 1.000 damnificados y, hasta ahora, dos niños muertos

Al cumplirse una semana de la crecida del río Kunana, que causó estragos en la Sierra de Perijá, los habitantes de las cuencas Yaza, Tukuko y Toromo todavía exigen mayor atención de las autoridades gubernamentales.

El deslave, ocurrido el jueves pasado en horas de la noche, dejó seis personas desaparecidas, cerca de 1.000 damnificados y, hasta ahora, dos niños muertos. La primera víctima fue el pequeño de tres años Heber Jesús Panapera, uno de los  integrante de la comunidad Yukpa que fue arrastrado por la corriente del río.

El cadáver de Panapera fue hallado por la misma comunidad indígena el domingo, a casi 5 kilómetros de su residencia en una finca llamada La Haciendita. El niño estaba desaparecido desde el pasado jueves, cuando la crecida del Kunana se llevó la vivienda donde se encontraba.

Pero, el pasado lunes, la tragedia dejó otra víctima: Noralis Romerouna niña que murió por falta de asistencia médica.

Según reportes, la menor presentó un cuadro de diarrea y vómito pero no fue atendida. Todavía su cuerpo no ha sido enterrado; está dentro de un cajoncito frente a su casa.

El deceso ocurrió pese a los anuncios hechos por el gobernador Omar Prieto sobre la instalación, el pasado fin de semana, de puntos específicos de atención, como carpas militares con atención médica, agua potable y alimentos.

Su madre, Nouweli Romero del Centro Piloto Curamo, comenta que la Secretaría de Salud tenía un centro de asistencia móvil «pero desde el lunes se fueron».

Su familia quedó damnificada y aseguran que no tienen buena alimentación. Nouweli tiene otros ocho hijos, a quienes no puede ofrecerles ni ropa ni comida porque el río arrasó con todo a su paso.

La mujer alega que tuvieron que buscar otro refugio porque tiene miedo que el río vuelva a crecer por las fuertes lluvias que se han presentado en la región.

Ayer, el Instituto Nacional de Meterología en Hidrología (Inameh) activó la alerta naranja en Zulia por prever “incrementos súbitos” en los niveles de ríos en la entidad.

«Se prevé incremento súbitos en los niveles de los ríos Socuy, Guasare, Laja, Apón afectando los municipios Páez, Mara y Jesús Enrique Lossada, en la serranía del Perijá; y del río Catatumbo en condiciones de suelos saturados, con afectaciones del municipio Catatumbo”, informó el organismo a través de su cuenta Twitter.

El instituto recomienda a las autoridades y a la ciudadanía en general tomar las previsiones al caso.

Protestas por atención gubernamental

El pasado lunes, la comunidad Yukpa de la Cuenca de Yaza, afectada por el deslave, cerró la carretera Machiques-Colón a la altura del puente Apón tras considerar que no han recibido apoyo suficiente por parte del gobierno regional.

Los afectados afirmaron que durante la visita realizada por el mandatario regional solo recibieron arroz que no pueden consumir por falta de agua potable.

Las personas también protestan para exigir la agilidad en la búsqueda de los seis desaparecidos tras el desastre natural que dejó al menos 1.800 personas damnificadas.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...