Maracaibo, Venezuela -

Sucesos

Ni cercanía de Polimaracaibo impide robos en Aguamanía

Siete denuncias realizó la gerencia del establecimiento, en la central del cuerpo policial. Ambos recintos se encuentran en la Vereda del Lago. Delincuentes aprovechan las horas nocturnas para desvalijar el balneario artificial

martes 27/03/2018
5:06 PM
  • Oscar Andrade E.

  • @telodije65

  • Javier Plaza

A pesar del número de denuncias que realizó la gerencia de Operaciones de Aguamanía, sobre los reiterados hurtos en ese recinto acuático, ubicado en la Vereda del Lago, no ha existido respuesta sobre la recuperación de los objetos sustraídos desde septiembre, situación que impide un pleno funcionamiento de las piscinas y los toboganes.

Este martes, la gerente de Operaciones de Aguamanía, Alexa Mas y Rubí, declaró en relación con los reiterados robos que se producen en horas de la noche, sobre todo los fines de semana.
Ni siquiera la cercanía de la sede de Polimaracaibo, que también se encuentra en la Vereda, justo al frente, ha sido obstáculo para que los hampones anden campantes en el centro de esparcimiento, de donde han sustraído unos 200 metros de cable de electricidad.

Aseguró la ejecutiva que los antisociales se llevaron también una bomba de agua, cinco motores de aire acondicionado y, este fin de semana, cuatro computadoras táctiles de escritorio.

También robaron medicamentos de Servicios Médicos del balneario artificial, así como collares para lesiones.

Según Mas y Rubí, han acudido a Polimaracaibo, donde han formulado siete denuncias. Las últimas seis las realizaron a partir del 18 de diciembre. La nueva administración ya había asumido las riendas del Ejecutivo municipal.

Aún no han dado solución a la problemática de inseguridad. Las noches y los fines de semana no se observan funcionarios en las cercanías de Aguamanía y los hurtos se han mantenido sin que se ofrezca respuesta alguna”, afirmó la gerente de Operaciones.
“Necesitamos que nos apoyen con seguridad en la noche, sobre todo fines de semana, pues es el momento en que aprovechan los delincuentes para incursionar en el parque acuático y cometer los robos”, añadió.

Dijo que se han limitado en cuanto a seguridad interna (vigilancia privada), pues aduce haber vivido malas experiencias. “Un vigilante contratado para resguardar las instalaciones nos estaba robando, por eso debimos prescindir de sus servicios”, apuntó Mas y Rubí.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE