Muere asfixiado un septuagenario tras inhalar gases lacrimógenos

Eliécer de la Hoz Gutiérrez, de 73 años, perdió la vida ayer en la tarde, cuando inhaló gases lacrimógenos de una bomba activada de manera accidental por niños que se encontraban jugando en el patio de una vivienda aledaña.

El terrible suceso se produjo alrededor de las 2:30 de la tarde, en la avenida 98, del barrio Armando Reverón, en la parroquia Venancio Pulgar, al oeste de la capital zuliana, según fuentes policiales. El infortunado se encontraba en su cuarto acostado, mientras los chiquillos jugaban en la casa contigua. En ese instante, uno de ellos observó algo extraño en medio de la basura.

Lo tomó, y él y sus compañeros advirtieron que se trataba de una bomba lacrimógena. Por razones que se desconocer, el dispositivo comenzó a despedir el gas lacrimógeno y los pequeños salieron corriendo. El humo penetró en la vivienda del septuagenario, quien luego comenzó a toser y a sentir irritación en los ojos. Después, sintió que se estaba ahogando. Sus desesperados parientes lo trasladaron hasta el CDI del barrio Guaicaipuro, donde falleció.

En el centro de salud, un grupo de trabajadores fue consultado en torno a la novedad y manifestaron no estar autorizados para informar sobre el caso. El cuerpo lo trasladaron hasta la morgue de LUZ, donde le practicaron la autopsia.