Maracaibo, Venezuela -

Sucesos

La “matraca” policial también se dolariza

Zulianos denuncian que los cuerpos de seguridad cobran en “verdes” para salvarlos de la ley. Desde $ 200 y hasta $ 2.500 exigen los policías a infractores. “Quien matraquea, tortura”, dijo Tarek William Saab.

viernes 25/05/2018
2:49 PM
  • Neiro Palmar Atencio

  • @VersionFinal

  • Ilustración: Josephlyn López

La prórroga por otros 60 días en la suspensión del porte de armas de fuego, ordenada el 30 de abril por los ministerios de Defensa e Interior y Justicia, le costó 200 dólares en efectivo a Josué Suárez, dueño de una carnicería en San Francisco.

Una semana antes del solitario domingo electoral, el comerciante salió de su casa en La Coromoto, para cazar conejos, en La Cañada de Urdaneta.

Con una escopeta calibre 20, una gorra camuflada Bowtechc y sus lentes oscuros Oakley, el carnicero bajó de su F-150 negra, doble cabina. La cacería duró tres horas, hasta que el Cuerpo de Policía Bolivariana del Zulia llegó al lugar, atraído por el eco de los disparos.

El carnicero sabía que infringió la ley y que con la llegada del Cpbez su hobby había terminado.  Imaginó que pedir disculpas y excusarse, lo libraría del asunto. Pero, la realidad fue otra.

—Dame 200 dólares, y así evitáis que te ponga preso y te decomise la escopeta.

Sin negociación ni titubeo. Tres segundos después que Josué le espetó sus sórdidas explicaciones, el policía fue directo al grano: Al matraqueo.

—Me dejó frío. Le dije que yo no manejaba dólares, que le podría tirar algo en bolívares o regalar unos kilitos de carne, pero se arrechó, se sintió ofendido.

Repudio total

En 2015, el entonces defensor del Pueblo, Tarek William Saab, hoy fiscal general, definió la matraca como “una extorsión, un delito, que practica un funcionario revestido de autoridad,  teniendo como plataforma una patrulla, un arma y una chapa”.

A quien delinque con uniforme lo señaló de ser incluso “peor que aquel” que lo hace desde el hampa, porque utiliza bienes del Estado.

“Quien practica la matraca policial, tortura, porque a quien extorsiona es víctima de trato cruel y degradante”, aseveró.

“Lechugas” en efectivo

Josué no pudo zafarse de la presión policial. El oficial del Cpbez lo escoltó hasta su casa, y tras precisar cómo ubicarlo, le retuvo el rifle calibre 20.

—Me dio una semana para buscar los dólares, lo quería en billetes de 100. Iba todas las tardes en la patrulla.

La propuesta de dolarizar la economía en el país, al parecer se arraigó en la mente de algunos policías y militares en el Zulia. Ahora la moneda gringa, cotizada en 1 millón 300 mil bolívares por dólar en el mercado paralelo, es la nueva referencia de cifras para la “matraca”.

Júnior Polanco, chofer de la línea San Benito, que cubre la ruta Maracaibo-Maicao, también fue arropado por los tentáculos del hampa uniformada.

A finales de abril, en una alcabala de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), en Caimare Chico, municipio Guajira, los efectivos castrenses retuvieron el Conquistador a Júnior por tener los seriales adulterados.

—El carro lo compré en Lara, pero nunca lo revisé. El guardia me pidió 300 dólares para no pasarlo a Fiscalía. Con la condición de que no lo sacará más de mi casa.

Polanco no tenía ni en “verdes” ni al cambio el astronómico monto solicitado. Optó por quitarle los cuatro cauchos y la batería. Y olvidarse de su trabajo en el tráfico.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE