Maracaibo, Venezuela -

Sucesos

El alcalde de Santa Rita no da la cara

jueves 03/03/2016
4:50 AM
  • Redacción Sucesos

  • @versionfinal

  • Archivo

El municipio Santa Rita está empañado por la violencia. El tema copa titulares de prensa por sicariatos que surgen de una guerra entre bandas criminales desde diciembre y, mientras tanto, su alcalde, William Pereira, no se pronuncia, no da la cara, según sus colaboradores por temor a represalias.

El funcionario se niega a atender a los medios de comunicación. Tampoco se ha conocido ni un solo pronunciamiento oficial de su parte sobre los 11 homicidios ocurridos en esa entidad por la riña entre “El Puchungo” y “Pepito”. Al silencio de Pereira se suma el del mismo gobernador Francisco Arias Cárdenas y el secretario de gobierno, Biaggio Parisi. Se trata de un mutis oficial ante una vendetta que ya ha cobrado 16 vidas —cinco de ellas fuera de la jurisdicción de Santa Rita—.

Terror con silencio
Los estudiantes y las escuelas son los más afectados, pues según los maestros luego de que se comete un crimen la asistencia de alumnos disminuye hasta un 55 por ciento. Y mientras avanza la violencia aumentan las inasistencias. Los padres, al escuchar que en el municipio se perpetró un homicidio por encargo, evitan enviar a sus hijos a los colegios por precaución, explicó una docente de la escuela Antonio José Urquinaona, ubicado en la avenida Pedro Lucas Urribarrí.

“La cantidad de muertes nos tiene a todos aterrados y en alerta a cualquier movimiento. Se puede esperar cualquier cosa de estos maleantes que nos azotan”, expresó la maestra. Una representante admitió que es una de las madres que deja de enviar a su hija a clases por temor a salir a la calle.

Amedrentamiento

A unos kilómetros más adelante del Urquinaona queda la Unidad Educativa Privada Mixta María Auxiliadora. Esta institución, el pasado 24 de febrero a las 7:10 AM, evacuó a más de 350 alumnos tras recibir un mensaje de texto, tipo cadena, que revelaba que dentro del liceo se encontraba una granada fragmentaria.

Tras el alerta, la directiva del colegio notificó a las autoridades y funcionarios del Cuerpo de Investigaciones, Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) se apersonaron para investigar el origen de la cadena por texto; recordó una alumna de la institución, quien indicó que, al fi nal, lo de la bomba terminó siendo un rumor porque el artefacto nunca se halló.

Uno de los educadores, bajo anonimato por temor, contó que a los dueños del colegio María Auxiliadora los han estado extorsionando. “Los han llamado varias veces para exigirles que paguen vacuna y ellos, al parecer, no han dado su brazo a torcer. Presumimos los maestros que por ello el amedrentamiento”.

El mes de febrero cerró con 18 homicidios dentro de la jurisdicción que aún sigue sin patrullaje. El informante de la División de Homicidios del Cicpc agregó que tras el asesinato de Carlos Eduardo Terán, alias “El Loco”, sicario de Albis Cepeda, “El Puchungo”, el domingo 14 del mes pasado, la guerra con Endry Chourio, “El Pepito”, se aplacó.

Los últimos dos homicidios perpetrados en Santa Rita, según el investigador, no pertenecen a la vendetta que agobia el municipio costeño desde diciembre de 2015, tras el asesinato del entrenador de caballos pura sangre Erick Chourio, hermano de “El Pepito”, ex “pram” de la extinta Cárcel de Sabaneta, clausurada en septiembre de 2013.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE