Maracaibo, Venezuela -

Sucesos

Dos cómplices tenía “El Monstruo” en Bolívar

miércoles 02/11/2016
12:37 AM
  • Redacción Sucesos

  • @versionfinal

  • Archivo

Manuel Espinoza Roa, de 28 años, contó con dos aliados para ganar la confianza de la familia Mari Espejo, en un fundo en el estado Bolívar.

Exactamente, el pasado 27 de julio llegó a Bolívar con una identidad falsa. Comenzó ordeñando vacas y arreando ganado. Se ganó la confianza.

Una mujer, llamada Milangela Teresa Partida Briceño, de 30 años, fue la encargada de llevárselo al estado Bolívar. “Ahí todo será fácil, no te reconocerán y tendrás un nombre nuevo”, le habría dicho.

Al llegar le presentó a los esposos Mari Espejo, quienes de inmediato le brindaron su confianza. En poco tiempo se había ganado la fe de muchos. Tanto así, que la octogenaria madre de Nilza Espejo también lo trataba. Sin pensar que este sería su verdugo. Se supo que además de Partida otro hombre, radicado en Bolívar, sabía del proceder de Espinoza y aún así no alertó a las autoridades.

“Los dos se aprovecharon de la confianza de los dueños de la finca, nunca dijeron el peligro que podrían correr los que ahí habitaban”, dijo la fuente consultada, quien reveló que luego del crimen de La Greña y sus tres hijos, la mayoría del tiempo Espinoza lo pasó radicado en Caracas.

Según el informante la mujer, luego de la detención de Manuel, viajó a Trujillo de inmediato, pero antes de lo que detuvieran había jurado que lo entregaría en Bolívar tras ser despedida del fundo donde le consiguió trabajo.

Según la fuente consultada, allegada a la familia Espinoza, Partida pretendía tener una relación sentimental con Espinoza pero este se habría negado y la mujer por venganza pensaba entregarlo luego de haberlo ocultado por tres meses en tierras mineras.

A través de un contacto telefónico la familia del señalado “Monstruo de Santa Rosa” alegó que el nuevo crimen que se le imputa a Espinoza tampoco lo cometió.

“Quieren señalarlo de algo que no hizo, él nos contó que se estaba portando bien, que sabía que si volvía al Zulia lo podían matar, temía por su vida”, dijo el allegado, oriundo de Valera, estado Trujillo.

“También nos contó que con una cédula falsa pudo llegar hasta el estado Bolívar, pero no viajó solo, viajó en compañía de su amiga Milangela, que engaña a la gente diciendo que su especialidad es cuidar a personas ancianas y solo lo hace para estafarlos”, aseveró el familiar, quien además advierte que la mujer amenazó a la familia del “Monstruo” en Valera si la llegaban a delatar.

“Ella se mueve de Trujillo a la Costa Oriental del Lago, luego se va a Caracas y así se pasea varios estados, estuvo junto a Manuel tres meses en Bolívar hasta que salió en problemas con los dueños de la finca, la policía la debe investigar también a ella”, agregó el doliente de Espinoza.

Se supo que el presunto homicida fue llevado ayer a Tribunales bajo fuertes medidas de seguridad. Su custodia esta bajo la subdelegación del Cicpc Tumeremo. Está siendo señalado de ultimar a puñaladas a una octogenaria, suegra del dueño de la finca donde él laboró bajo otro nombre.

Se presume que el “Monstruo” podría pisar suelo zuliano en las próximas horas para enfrentar sus delitos.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE