Maracaibo, Venezuela -

Sucesos

Cenaron para hacer tiempo y asesinar al Polimaracaibo

domingo 30/10/2016
4:48 AM

A Rony José Maldonado Marín, de 39 años, oficial jefe de la Policía Municipal de Maracaibo, lo esperaron por dos horas y media frente a su residencia número 109-98, del barrio Los Andes, parroquia Manuel Dagnino, para matarlo. Detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) indicaron que por una discusión sostenida hace tres días con un hampón, habrían asesinado al policía, la noche del pasado viernes.

Los Maldonado Marín, dolidos por la pérdida, contaron ayer en la mañana que el asesino de Rony estaba acompañado de una joven. La pareja, nunca antes vista en el sector, según declaraciones, se bajó de un Chevrolet Aveo plateado, sin placas, que luego se marchó. Ambos se sentaron en el puesto de comida rápida que funciona frente a la casa de Ana Rincón, suegra de Rony, donde él vivía desde hace más de 14 años.

Hicieron sus pedidos, comieron mucho y hasta pagaron. Conversaban en voz baja y no soltaban sus celulares. Luego de una larga plática donde ella dijo que era caraqueña y él pidió la clave del wifi , pidieron otra hamburguesa, hasta que vieron llegar a su objetivo”.

Sugey Palma, pariente de Maldonado, recordó que Rony llegó a su hogar a las 8:00 de la noche, tras soltar guardia, en la sección motorizada de Polimaracaibo. Estacionó la moto rotulada frente a la vivienda e ingresó a ella. Saludó a los presentes, a su esposa Ana María Serrano y a sus dos hijos, de 9 y 14 años. Entró a su habitación, se quitó el chaleco antibalas, la camisa y colocó su arma sobre el closet. El oficial se sentó a cenar y a conversar sobre su día en la cocina. “Comenzó a llover y me tocó rodar las mesas y el puestico, donde todo cuesta 500 bolívares, hacia el techo del porche, para poder seguir despachando”. Señaló que al entrar a la sala a dejar unas sillas vio a los jóvenes sentados en el sofá presuntamente resguardándose de la lluvia. “Cuando les di la espalda para seguir atendiendo, el muchacho se levantó, corrió hacia la cocina, accionó el arma en más de 10 oportunidades contra Rony y salió huyendo con su acompañante”.

Tras cometer el crimen, el Aveo plateado recogió a la pareja homicida. La gente asegura que el muchacho que disparó es de tez morena, contextura doble, cabello corto oscuro y de 1,65 de estatura aproximadamente, mientras que la chica es de piel morena, delgada, cabello negro largo y de 1,60 de altura.

Acciones

Ana María presenció el asesinato de su marido. Sus gritos se mezclaron con las detonaciones. La gente se resguardó y al ver huir a los delincuentes ingresaron a la residencia donde yacía boca abajo el cuerpo del policía. Varios vecinos se acercaron y lo auxiliaron. En el automóvil de uno de ellos, lo trasladaron hasta la emergencia del Hospital General del Sur, donde certificaron su muerte.

Los funcionarios de Polimaracaibo cercaron la zona para ratrear a los pistoleros, pero no dieron con ellos. Unos 25 minutos después del homicidio, los detectives del Cicpc llegaron al sitio y realizaron las inspecciones en el lugar.

“Es primera vez que pasa algo así en la familia y en la calle donde vivimos. Rony era un funcionario honesto y dedicado a su trabajo, en el que se desempeñó por 12 años”, expresó la suegra del oficial.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE