Maracaibo, Venezuela -

Sucesos

Bebé que no hallaron en la morgue estaba en una fosa

Hebert Fuenmayor, el padre de la menor, alegó que su hija murió por una broncoaspiración pulmonar. Un vómito le causó la muerte el sábado. La abuela de Mía la llevó al Hospital de Niños en Veritas, pero ingresó sin signos vitales. Desde ese momento el duelo se tornó peor

viernes 27/04/2018
12:25 PM
  • Fabiana Delgado

  • @VersionFinal

  • Cortesía

Un zarcillo de plata con la figura de Mickey Mouse era lo único que la vestía. Su cuerpecito estaba debajo de las piernas del cadáver de un indigente que nadie reclamó. Así fue sepultada en una fosa común en el cementerio municipal San Francisco de Asís, Mía Chiquinquirá Fuenmayor Medina, de cinco meses, sin autorización.

Hebert Fuenmayor, el padre de la menor, alegó que su hija murió por una broncoaspiración pulmonar. Un vómito le causó la muerte el sábado. La abuela de Mía la llevó al Hospital de Niños en Veritas, pero ingresó sin signos vitales. Desde ese momento el duelo se tornó peor.

Por tratarse de un accidente la familia tenía que seguir los protocolos de ley. “El Cicpc nos dijo que la teníamos que retirar el martes en la morgue de LUZ. A lo que su abuelo llegó nadie sabía de ella”, detalló Fuenmayor, notablemente molesto por la situación.

Explicó que desde el martes denunciaron la desaparición del cuerpo ante el Cicpc y el Ministerio Público, no quieren que el hecho quede impune.

El afectado expresó que Daniel Vivas, director regional del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), no se comportó como se debía. “Ni siquiera se disculpó por lo sucedido. Se comportó de una manera arrogante. Entiendo que trabajan con las uñas, pero esta es una falta muy grave”, detalló Fuenmayor.

Expresó que la tarde del miércoles fue que finalmente dieron con el paradero del cadáver, porque los funcionarios del Cicpc que estaban a cargo del caso dijeron que si no aparecía el cuerpo de la niña los trabajadores de esa guardia iban presos. “Los funcionarios de guardia alegaron que se les habría ido debajo de las piernas del cadáver del indigente. Cuando la sacaron de la fosa ya estaba descompuesta por el otro cuerpo que tenía encima”.

Aparentemente, el cuerpecito se fue entre las sábanas que envolvía al cadáver que nadie lloró. Cuando destaparon la fosa ahí estaba ella. Su padre y abuelo materno fueron testigos de la exhumación.

Es un dolor tan grande lo que pasamos. Es una negligencia por parte de los funcionarios de guardia. Ella ya estaba preparada para que nos las entregaran, al parecer la sacaron de la morgue de LUZ el mismo martes”, detalló el progenitor.

Estuvo enterrada por un día

“Estuvo enterrada todo el miércoles, hasta que en la tarde dieron con ella en esa fosa común”, expresó Fuenmayor.

Dijo que la madre de su hija, sus abuelos y demás familiares cali caron el hecho como una negligencia que debe ser castigada. Pues a cualquier otra persona le puede ocurrir.

La familia se armó de valentía y denunció. “Fuimos al Cicpc-Zulia y al Ministerio Público para denunciar. Una comisión del Cicpc fue hasta el sitio al momento de la exhumación”. explicó el padre de Mía.

Fuenmayor expresó que él tiene valores cristianos y deja todo a Dios. Pero espera que este escándalo que envuelve a los miembros del Senamecf no se repita.

La Fiscalía 5 del Ministerio Público lleva las averiguaciones. Según el denunciante, desconoce si los responsables de este mal procedimiento serán blanco de sanciones legales.

Mía, de cinco meses, finalmente recibió cristiana sepultura a las 8:30 de la mañana de este jueves en el cementerio Corazón de Jesús rodeada de familiares y allegados que no pudieron velarla en su casa en el sector Belloso por negligencia de otros.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE