Maracaibo, Venezuela -

Sucesos

Balean a madre e hija para despojarlas de su camioneta

viernes 09/09/2016
5:57 AM
  • Luisana González / Foto: Iván Ocando

  • @versionfinal

  • Archivo

Unos cinco desconocidos con chalecos antibalas y armados, que se desplazaban en una camioneta Ford Explorer negra, interceptaron en la vía a Los Dulces, sector Bocachico, a Zuleidys Carolina Suárez Ávila (30) y a su madre Zunilda Ávila (56), para despojarlas de la Toyota Fortuner gris, en la que viajaban. Estas se resistieron al robo y las tirotearon. La joven falleció y su progenitora se recupera.

Los Suárez Ávila se resisten a recordar el dolor que vivieron cuando les avisaron que a Zuleidys y Zunilda las balearon. Aseguran no saber hacia dónde iban las damas a las 9:00 p.m. del pasado miércoles, por esa vía.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) informaron que los delincuentes tripulaban la Explorer, y al ver pasar la Fortuner con las dos mujeres en su interior comenzaron a perseguirlas.

Las interceptaron, pero Zuleidys, quien iba al volante, se resistió a bajar, le sacó el cuerpo a la otra camioneta y arrancó rauda. Ella no paró en la persecución, pero desde las ventanas y con medios cuerpos hacia afuera los antisociales dispararon.

Las múltiples balas perforaron la carrocería, pero también el cráneo de la joven y el rostro de su madre. Las víctimas, de etnia wayuu, al quedar heridas se detuvieron en medio de la carretera larga y oscura. Solo los faros delanteros alumbraban el lugar.

Los maleantes, presuntamente de la banda del “Chamut”, dedicada al robo y hurto de vehículos, sicariatos y extorsiones, en Jesús Enrique Lossada, huyeron sin llevarse el vehículo, pues adentro quedaron las heridas.

Transeúntes al parecer avisaron a la familia de las agraviadas. Estos se trasladaron hasta el sitio del suceso y de emergencia trasladaron a Zuleidys hasta la emergencia de la Clínica Madre María de San José, ubicada en San Francisco, donde los médicos certificaron su muerte. A Zunilda la llevaron a otra clínica, al norte Maracaibo, donde su estado es crítico.

Los Cicpc realizaron la inspección en el sitio de los hechos. Colectaron los casquillos de bala percutidos que quedaron sobre el pavimento, y cuando se disponían a mover la Fortuner para trasladarla hasta la sede policial, los familiares de las víctimas se opusieron y se la llevaron a Los Planazos, donde vivían madre e hija.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE