Maracaibo, Venezuela -

Sucesos

Asesinan a otra funcionaria de Polimaracaibo en San Francisco

viernes 07/10/2016
8:46 AM
  • Carmen Salazar / Foto: referencial

  • @versionfinal

  • Archivo

En 19 días han matado a dos funcionarias de Polimaracaibo, en la capital zuliana y en el municipio San Francisco. Eran las 6:30 a. m., la primera venta del día en las tostadas Sabor Cristiano, sector Los Cactus, de El Silencio. La oficial de Polimaracaibo, Lisbeth del Carmen Parra Muñoz (36 años), llegó con su hijo Ányelo Urdaneta (20) y su pequeña hija de ocho, a desayunar empanadas y pasteles. No pasó mucho tiempo cuando un par de motorizados desembarcó y exigió al hijo de la mujer entregar una tablet que manipulaba. Al parecer, hubo un forcejeo y los gatilleros dispararon a quemarropa al joven, y la dama, buscando proteger a su hijo, se atravesó y recibió un tiro en el pecho y otro en la boca.

La conmoción no tardó en llegar, los gritos de transeúntes y trabajadores de la lunchería, en la calle 167 del barrio El Silencio, alertaron a los cuerpos de seguridad, que llegaron rápidamente y acordonaron la zona.

La Polimaracaibo y su hijo fueron trasladados al ambulatorio El Silencio, a dos cuadras del lugar del suceso, pero la muerte para Lisbeth fue inevitable. Su hijo aún respiraba y fue trasladado al Hospital Dr. Manuel Noriega Trigo, donde no fue aceptado por falta de camas. Lo remitieron al General del Sur donde lo estabilizaron de una perforación en el pulmón derecho.

Presuntamente, los asaltantes seguían a sus víctimas, pues, según dijo la menor de los hijos de Parra, su hermano buscaba música en la tablet cuando iban a la tostada. Al sintonizar la de su gusto, la guardó en el bolso que llevaba y se colocó los audífonos.

No era costumbre comer en ese lugar, lo hacían de vez en cuando, porque Lisbeth procuraba salir muy temprano para llegar puntual a la jefatura civil de Cacique Mara, donde se desempeñaba como seguridad interna, desde hace siete años.

María Muñoz, tía de la funcionaria, comentó que todas las mañanas pasaba por su casa, pero ayer se fue por la otra calle y no pudo verla. Contó que siempre salía de la mano de sus hijos. “Solo pienso en esa niña. Lo único que decía era que su mamá no se muriera. Esto será un trauma grande y para toda la vida, ver cómo le mataron a su madre”, manifestó dolida.

El subdirector de Polimaracaibo, Héctor Otalora, informó que el móvil fue la resistencia al robo. Destacó que se desplegaron por toda la zona sur en acompañamiento con Polisur, Cpbez y PNB, para dar con el paradero de los responsables del feminicidio.

Funcionarios de la división de inteligencia de la policía marabina se activaron por varias zonas de San Francisco. Más de tres allanamientos se realizaron durante la mañana y tarde de ayer para dar con el paradero de los dos asaltantes. Están plenamente identifcados, uno de ellos es conocido como “El Verdurero”. El otro, quien se presume fue quien desefundó el revólver calibre 38, reside en el barrio 19 de Abril. Ambos están desaparecidos de sus viviendas.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE