El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

Acribillan a dos amigos mientras conversaban

Un carro pequeño gris, aparentemente nuevo, se detuvo en la calle 01 de la Invasión 14 de Febrero, del sector Ezequiel Zamora, parroquia Francisco Eugenio Bustamante. Uno de sus tripulantes se bajó y acabó a tiros con la vida de los amigos Jhondry José Quintero Coronel (31) y Alex José Rosales Rosales (25). En el ataque, la esposa de este último, Katiuska de los Ángeles Lugo Salas (16), resultó herida.

Más de 15 detonaciones se escucharon en la barriada, a las 9:00 de la noche del pasado sábado. Los familiares de las víctimas contaron ayer, frente a la morgue forense de Maracaibo, que Alex y su esposa Katiuska llegaron en la tarde a la invasión a visitar a su amigo Jhondry. Se sentaron en el frente a conversar y cuando empezó a oscurecer los empezaron a cazar. Sus verdugos esperaron el momento indicado

Cuando la calle estaba prácticamente desolada, pasaron en el vehículo por el frente de la vivienda donde platicaban y siguieron de largo. En cuestión de segundos se regresaron. El hombre que iba de copiloto bajó del auto y con un revólver les disparó hasta matarlos. Tras acabar con su encargo, huyeron. Manejaban tan rápido que solo se les vio el celaje, según testigos.

Ataque

Las múltiples detonaciones alertaron a la barriada y la esposa de Jhondry, para el momento, estaba acostada en su habitación, pues tiene seis días de haber dado a luz. La mujer como pudo se levantó y salió al frente de la casa. Allí encontró a su marido sentado y bañado en sangre.

Los gritos de auxilio ensordecieron a los vecinos, quienes también salieron a la calle a ver qué ocurría. Al ver tal escena se acercaron a ayudar. Por Jhondry no pudieron hacer nada. Murió en el acto. Pero aún con esperanzas de salvarlo lo llevaron hasta el Centro de Diagnóstico Integral (CDI) La Chamarreta, donde certificaron su deceso.

Alex, cuando vio al desconocido que lo apuntaba, trató de correr a refugiarse, pero las balas lo alcanzaron por la espalda y cayó boca abajo sobre el pavimento. Él aún estaba con vida, al igual que Katiuska, que solo recibió un balazo en una de sus piernas.

A ambos los cargaron, los subieron a un vehículo y los trasladaron hasta la emergencia de la Clínica San Rafael, en la Circunvalación 3, donde Alex llegó muerto y Katiuska fue dada de alta, luego de que le curaran la herida.

Los detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, investigan el caso que hasta los momentos es manejado como una venganza.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...