El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

A un venezolano le dan trabajo en Perú pero él les roba dinero y joyas

Antonio Durand y otros tres paisanos suyos perpetraron el asalto en Lima, en la casa donde laboraba. La policía peruana los busca sin cesar

Le dieron trabajo en una casa, en Lima, Perú, y cometió un asalto en esa vivienda. El pasado lunes, un sujeto de nacionalidad venezolana, junto con otros tres compatriotas suyos, robaron 10 mil dólares y nueve mil soles, además de joyas, en el inmueble situado en el sector Villa María del Triunfo.

Hace un mes, Ruby Mejía conoció en la capital limeña al venezolano Antonio José Durand Fernández, en un autobús donde él vendía dulces. La dama se confió de su aspecto humilde y le ofreció trabajo en la casa de ella, informó ojo.pe en su sitio web.

La fémina conversó con su esposo, Gustavo Baca, y lo convenció de llevar a Antonio a trabajar en la residencia de ellos, en el distrito San Juan de Miraflores, sin sospechar lo que ocurriría un mes después.

Este lunes 12 de noviembre, cerca de las 11:00 a. m., el extranjero arribó a la vivienda donde trabajaba, como todos los días, a su faena diaria. Sin embargo, llegó con tres paisanos y le pidieron a Gustavo Baca una jarra con agua.

Cuando el hombre les lleva el agua, uno de ellos saca una pistola y le advierte que se trata de un asalto.

Atónito, Baca no reacciona ante el proceder de Antonio y sus secuaces, quienes lo tiran al piso y lo golpean en la nuca para neutralizarlo.

Lo llevaron a una de las habitaciones donde lo maniataron, lo amordazaron y le colocaron un trapo en la cabeza, además de caerle a puñetazos, señaló Gustavo en un video.

Los individuos cargaron con diamantes, relojes suizos, un collar de oro, un sobre color amarillo con ocho mil soles, además de otros mil soles y 10 mil dólares, reveló Ruby Mejía.

Según Baca, a él lo habrían sometido con una pistola de juguete, y mostró en el video un proveedor de proyectiles que resultó ser de plástico.

El agraviado, como pudo, se quitó el trapo de la cabeza, pero debió salir de la residencia saltando, para pedir auxilio en la calle.

En ese instante llega su mujer y azorada ve a su marido con las amarras en las manos y en los pies. Le preguntó qué pasó y él respondió que Antonio y tres delincuentes más lo atracaron.

La mujer constató que no se encontraban las joyas ni el dinero que tenían guardados en la habitación, salió con su esposo y denunciaron el hecho en la comisaría de Villa María del Triunfo.

A 48 horas del robo, las autoridades peruanas aún buscan a los atracadores foráneos, para proceder a la aprehensión.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...