Maracaibo, Venezuela -

Sucesos

A Jhoana Carolina también la violaron

Autopsia reveló que la niña de tres años, asesinada a mordiscos por su madre, presentó desfloración anal y vaginal

sábado 07/10/2017
3:55 AM
  • Oscar Andrade E. | Francia Romero

  • @VersionFinal

  • Archivo | Carmen Hernádez

Además de asesinar a golpes y de morder a Jhoana Carolina Montiel, de 3 años, la violaron. Una fuente policial reveló que la autopsia arrojó como resultado desfloración anal y vaginal.

El Tribunal Primero de Control en Materia de Violencia contra la Mujer, del Zulia, privó de libertad, este viernes, a la madre de la víctima, Jholiver del Carmen Montiel, de 23 años y al padrastro de la menor y marido de la fémina, Gustavo Adolfo Ferrer, de 26, una vez que el Ministerio Público los presentó en la audiencia.

A través de fuentes judiciales se pudo conocer que al par lo imputaron por el delito de homicidio calificado.

Una vez presentados los elementos de convicción por parte del Ministerio Público, Montiel y Ferrer quedaron privados de libertad y permanecen en los calabozos del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), en la vía al Aeropuerto.

Ambos serán trasladados a un centro de reclusión, cuando así lo determine el juzgado, señaló la fuente tribunalicia, en torno al abominable hecho.

Trato cruel

Mediante voceros ligados a la investigación, trascendió que Jholiver presuntamente golpeaba con fuerza a su hija, además de caerle a mordiscos, cada vez que la chiquilla lloraba o se orinaba.

También informaron que el padrastro le entraba a golpes y la mordía. Al parecer, él admitió estos hechos ante los sabuesos del Cicpc, sin embargo, negó haber ultrajado a la pequeña, aun cuando la autopsia determinó lo contrario.

Vecinos del sector La Arreaga, en Haticos por Abajo, donde se originaron los hechos, refirieron que la fémina subía el volumen del radio cada vez que le propinaba palizas a la niña.

Montiel tenía tres semanas con la infante, tras llevársela desde El Moján, donde una tía la cuidaba, pues la abuela de Jhoana falleció hace tres meses.

La madre de la bebé jamás la sacaba a la calle, a menos que fuera cubierta por completo, para evitar que se le vieran los moretones causados al pegarle. La mujer, incluso, le rapó el cabello a Jhoana.

El día que llevaron a la infortunada al Hospital Chiquinquirá, una hermana de Gustavo, Yolanda Ferrer, acompanó a Jholiver en un taxi.

Cuando llegaron al centro de salud los médicos apreciaron que la criatura no tenía signos vitales. Los galenos llamaron al Cicpc, para que aprehendieran a la madre y después a Gustavo.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE