Maracaibo, Venezuela -

Investigación

Venezuela se pierde en un laberinto económico

lunes 15/02/2016
1:10 AM
  • Daniela Urdaneta

  • @versionfinal

  • Archivo

El presidente Nicolás Maduro anunció la activación de 14 motores productivos con el objetivo de potenciar la economía venezolana, para afrontar la crisis con la activación de 36 sectores y un plan para 50 rubros. Concentraría principalmente el área agroproductiva. Más allá de este anuncio, en lo concreto, se esperan decisiones y acciones para rescatar y potenciar las finanzas patrias.

Sumida en una profunda crisis, la economía venezolana transita caminos tan espinosos que ya nadie se pregunta si hace falta una nueva devaluación del bolívar sino cuándo ocurrirá.

La caída de los precios del petróleo, junto con la gran cantidad que debe pagar el Estado venezolano por deudas, representa la perfecta fórmula para que el racionamiento de dólares se acentúe este año. El escenario no hace más que anunciar un repunte duplicador del precio de la cotización paralela.

Los índices macroeconómicos del país demuestran que el gobierno del presidente Nicolás Maduro, presa de un control de cambio que ya cumple 13 años, no podrá sostener por mucho tiempo un ‘precio cuádruple’ del dólar oficial (el Bs./$ 6,30 (importaciones) y Bs./$ 12,50 (viajes y remesas) de Cencoex; el Bs./$52,80 del Sicad 2 (exportadores) y el Bs./$ 200 aproximadamente del Simadi), cuando el dólar en el mercado negro se transa en más de Bs. 1.000.

Para el economista Carlos Montero una medida como la devaluación de la moneda traerá consigo, en primer término, un alza en los precios de los alimentos y medicinas que actualmente se importan a Bs. 6.30, “pero llevaría a ir graduando, paulatinamente, los desequilibrios macroeconómicos, tanto internos como externos, lo cual llevaría a equilibrar los precios internos de nuestras mercancías con las de nuestros vecinos, puesto que se vienen comprando con un dólar sumamente barato desde hace un buen tiempo, lo cual genera un fuerte impacto en los bolsillos de los venezolanos”.

Incertidumbre
Desde el punto de vista empresarial, una posible devaluación incide directamente, siempre dependiendo del tipo de empresa y su sensibilidad ante el riesgo cambiario. Sin embargo, la devaluación podría generar incertidumbre y un sentimiento de inestabilidad, por lo cual, se hace más complicada la toma de decisiones. Ahora, decidir entre las empresas importadores y exportadoras sobre una moneda que no se asegura, puede llevar a un bajón catastrófico en las inversiones extranjeras.

Iván Cañizales, decano de la Facultad de Ciencias Políticas y Económicas de la Universidad del Zulia (LUZ), sentenció que Venezuela se encuentra “atrapada y sin salida” pues la merma de los precios del petróleo y la falta de producción nacional mantienen acorralado al Gobierno nacional.

Cañizalez aseguró que fue el mismo Ejecutivo el que se encargó de destruir el aparato productivo porque contaba con recursos para comprar afuera, y “lo hizo con la intensión de debilitar el sector empresarial para ser el único en generar poder. Ahora no tienen dinero, ni producción y deben recurrir a un ajuste de ingresos. Se habla de una devaluación, pero será para el Gobierno porque ya el pueblo la tiene todos los días cuando sale a comprar”.

Para el experto en materia económica el Ejecutivo deberá establecer un solo tipo de cambio este año y aumentar el dólar oficial pues Venezuela no cuenta con los dólares necesarios y aumentar el dólar oficial podrá, al menos, mantener estable la moneda.

Inflación al ritmo paralelo
La correlación entre la inflación y el mercado paralelo es perfecta. Los precios no se están conformando de acuerdo a los tipos de cambio. La inflación marcha al ritmo del dólar paralelo.

Gustavo Machado, profesor de LUZ, sostuvo que el país requiere de una estrategia que le permita captar divisas por lo que deberá dialogar con organismos multilaterales con el propósito de lograr divisas suficientes que le permitan reactivar el aparato productivo y pagar los compromisos de deuda externa.

Machado aseguró que una devaluación no impedirá que el paralelo siga en alza. “El Gobierno deberá inyectar dólares en el mercado paralelo para que el precio empiece a bajar, si no legalizan las transacciones y no consiguen el financiamiento, el tipo paralelo seguirá disparado y el oficial deberá ser modificado”.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE