Maracaibo, Venezuela -

Política y Dinero

Trabajadores aún no perciben en sus cuentas bancarias el primer pago fraccionado de soberanos

El experto en economía digital, Helímenas Espina, asegura que el retardo en los pagos salariales a través del Sistema Patria se debe a la falta de adaptación de la banca tanto pública como privada

miércoles 12/09/2018
5:11 PM
  • Kalena Dávila Méndez

  • @Kdavilamendez

  • Alejandro Paredes

Desde el pasado viernes, 7 de septiembre, fue cancelada la primera fracción  de la nómina pública y privada subsidiada por el Ejecutivo con el nuevo ajuste salarial de Bs.S 1.800 soberanos, es decir, el 25 % (Bs.S 442,50). Pero hasta la fecha, los soberanos aún no llegan a las cuentas bancarias de los trabajadores.

El ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, confirmó el pago de la cuota salarial: “El pasado viernes toda la administración pública y privada cobró lo correspondiente al 25 % de su salario; los venezolanos sintieron que su salario valía para poder acceder a los productos del mercado”,

Sin embargo, el dinero sigue sin utilizarse. Al igual que los bonos pagados por el Gobierno, quienes se inscribieron en el portal www.patria.org.ve deben esperar de 3 a 5 días a que el monto se refleje en sus cuentas de débito para poder comprar con el subsidio salarial.

“Desde que el Gobierno ha pagado los bonos siempre se tardan de cuatro a cinco días hábiles bancarios, si llega el fin de semana se tarda más todavía y eso debería ser como los propios bancos que si se transfiere se hace efectivo más tardar el siguiente día“, comenta Zugeil Ríos, administradora de una empresa.

La empleada asegura que, a tan solo horas de habérsele debitado el dinero en su monedero de la patria, transfirió a su cuenta el monto completo. Llegó el fin de semana, el lunes fue bancario y, hasta hoy, su saldo disponible es de cero soberanos.

“Todo esto es una locura. Hay que esperar hasta que eso caiga. Es una  ayuda que lo paguen fraccionado, pero lo lamentable es que llega muy tarde”, expresa.

Sin previsiones

A juicio del analista económico, Orlando Cuicar, el Gobierno debió tomar en cuenta que el pago a través del Sistema Patria no cumpliría con las fechas acordadas para que los trabajadores percibieran su sueldo a tiempo y el impacto de la reconversión fuera menor, según se tenía previsto al cancelar el salario por partes.

El Ejecutivo acordó que el 7 y 14 de septiembre se pagaría el 25 % de las nóminas, mientras que el otro 50 % el 28 del mismo mes. “Octubre vendría regularizado. Todo esto está pensado desde el punto de vista técnico, con la reforma tributaria, con lo que debe ser la masa del dinero que vaya saliendo, mantener la presión monetaria equilibrada”, dijo el presidente Maduro.

Mario Chacón, empleado de mantenimiento de una empresa privada, confiesa que al enterarse que el pago sería a través de los monederos digitales decidió registrar su cuenta en el Banco de Venezuela. “A mí me dijeron que para evitar que se tarde tanto en caer el dinero debía registrar una cuenta de la banca pública”, resalta.

El padre de familia también retiró su dinero de la billetera digital el mismo viernes, minutos después de que su usuario en el Sistema Patria reflejara los Bs.S 442.

El analista Cuicar considera que la falta de un ente que se encargue del manejo de estas transacciones, sin una casa matriz ni una ley que lo regule, hace que se demore la liquidación del pago.

Es cuestión de quien recibe esa asignación del Estado tener paciencia de que se haga efectivo el dinero. Ellos no discriminan si es banca pública o privada, en todas se tarda por igual

Añade que aunque el subsidio ayuda al pequeño empresario, el temor es latente por la posibilidad de renuncia masiva de trabajadores en base al nuevo salario mínimo generando una descapitalización de las entidades de trabajo. Dado al alza de los precios, la quincena del último de agosto –aún con el salario antiguo- se pulverizó en los bolsillos de los trabajadores.

“Es un bumeran que tendrá repercusiones en la dinámica laboral venezolana. Veremos más gente migrando a la informalidad, tanto porque se quedan sin fuentes de empleo o porque el sistema actual ahoga a los empleadores tomando decisiones de reducción de costos que se resume en salida de personal no indispensable”, explica.

La banca debe adaptarse

Para el especialista en economía digital, Helímenas Espina, el Carnet de la Patria en conjunto con el monedero digital se convirtieron en un instrumento financiero más que político.

Refiere que el retardo del traspaso se debe a que no existe una dinámica entre el sistema de encriptación de dinero que posee la banca y el sistema QR que rige al monedero de la patria.

Sostiene que la banca no se ha adaptado a los mecanismos de una actualizada economía digital. A su juicio, los avances en Venezuela con los pagos electrónicos “están atrasados”.

La tardanza es del sistema de los bancos, pero ya los sistemas  bancarios, al menos la pública no sé si de la privada,  están procurando que ese código QR funcione igual que el pago móvil. Para que, así sea de otro instrumento financiero, por lo menos antes de las 24 horas se haga efectiva la transacción”, argumenta el especialista.

La Asociación Bancaria se ha resistido al tema de la economía digital, principalmente al código QR que tiene que ver con la misma plataforma de encriptación que usa la cadena de bloques del blockchain

Pocas personas aseguran que ya disfrutan de su pago en soberanos, principalmente quienes pertenecen a la banca pública y aquellos que fueron registrados bajo el concepto de “trabajador informal”. No obstante, la mayoría aún no goza de sus soberanos. Pareciera que los pagos salariales serán retardados, al menos por los tres meses que el Ejecutivo subsidiará la nómina, al igual que sucede con los bonos sociales.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE