Sin freno la escalada de precios en los rubros

comida version final

Los aumentos salariales generados en los últimos meses han ido a la par con la escalada inflacionaria, lo que ha acelerado el malestar social que se aviva en medio de constantes incrementos en la canasta alimentaria, que desconcierta a los venezolanos.

Falta de billetes, deterioro de la producción, escasez, inflación y aumentos salariales son los temas con los que tienen que lidiar día a día los ciudadanos, que con el pasar del tiempo se agravan y se alejan de una posible salida.

El consumo familiar se ve amenazado pues como de costumbre, los precios de los productos alimenticios se dispararon luego del reciente aumento establecido por el presidente de la República, Nicolás Maduro, el cual llevó el sueldo mínimo de Bs. 27 mil 91 a Bs. a 40 mil 638, salario que naufraga en el campo minado de la inflación.

En un recorrido realizado por el equipo reporteril de este rotativo, se constataron los nuevos precios de los alimentos, vendedores aseguran que deben incrementar para poder costear los gastos de mercancía y pago de trabajadores.

Los consumidores agotan sus recursos en medio del vaivén de precios. El kilo de pollo está en Bs. 5.500, mientras que la carne se encuentra en Bs. 7.500, el puerco en Bs. 8.000 y el hígado en Bs. 5.500.

El disparo de precio de productos, por ajuste de costos de producción en empresas que trasladen la carga de nóminas a las estructuras, se dinamiza en un decaído presupuesto familiar, golpeado por las variaciones mensuales y presión de la escasez.

“Maduro cree que aumentando se va a solucionar la crisis y lo que nos está es ahogando a todos”, expresó Leticia Ortega, ama de casa.

Comprar huevos es un lujo para los ciudadanos, un cartón trepó a Bs. 7.500, el kilo de queso Bs. 9.500, mortadela en Bs. 6.000 y la mantequilla en Bs. 4.500. La harina precocida se espera que llegue a Bs. 7.000, según manifestaron comerciantes informales.

Las verduras y frutas no se escapan del nuevo remarque. El kilo de papa pasó de 1.500 a Bs. 2.000, la zanahoria está en Bs. 1.500, la cebolla en Bs. 3.500, el plátano en Bs. 450, sin embargo, el rubro que dejó atónitos a más de uno es el tomate, pues su nuevo costo es de Bs. 5.000 por kilo.

En el año 2008 con el salario mínimo completo tú requerías de dos o tres ingresos para comprar el teléfono de última tecnología de la época, para el año 2017 se requiere de 37 ingresos para poder comprar el mismo celular de ultima tecnología, el trabajador ha quedado condenado a simplemente ver cómo hace para poder acceder a la canasta alimentaria”, rechazó Gilberto Gudiño Millán, presidente de la Unión Empresarial del Comercio y los Servicios del Estado Zulia (UCEZ).

Sin indicadores ni presupuesto. Al final de cada diciembre, las autoridades del Banco Central de Venezuela solían presentar un análisis del año que terminaba, a partir de indicadores económicos. En 2016 no se realizó y desde hace tres años no se publican los informes con cifras preliminares.

Una aproximación de cómo está el comportamiento de poder de compra, se asoma con el informe del Centro de Documento y Análisis para los Trabajadores Cendas-FVM. El costo de la canasta alimentaria en agosto cerró en Bs. 460 mil 381 con 55.

Para el profesor de la Universidad del Zulia (LUZ), Alberto Castellano, los aumentos son necesarios dentro de un contexto de discusión, con el conglomerado empresarial, “porque cada vez que hay un aumento de salario los costos de producción aumentan”, a su juicio, el actual incremento tiene un impacto en costo que genera que las empresas se vean obligadas a cerrar sus puertas, pero no a desaparecer sino a pasar al sector informal, sobre todo aquellas que trabajan con productos regulados.

Recorte de personal

Los constantes aumentos han generado el despido masivo de trabajadores en las medianas empresas, debido a que el capital no les alcanza para mantener a todos sus empleados.

“Empecé trabajando con cuatro carniceros, ya solo me quedan dos y en los próximos días tendré que despedir a uno, porque la mercancía me llega con nuevo precio y no me da para pagar todo”, relató Freddy Bracho, dueño de una carnicería en el mercado Periférico La Limpia.

Su mayor tormento son las ventas, asegura que han decaído drásticamente los últimos meses porque la gente no tiene para comer. “Entre el año 2008 y el 2017, la inflación es de casi 14.000%, quiere decir que liquidó al cono monetario”, aseguró el economista y diputado por la oposición a la Asamblea Nacional (AN) José Guerra; quien cuestionó el aumento salarial, destacando que “se puede aumentar entre 1.000%, 200% y 300%, pero si la inflación supera el aumento de los billetes, no te aumenté el sueldo, lo que hice es que te lo disminuí”.

Cuando el Gobierno tiene un déficit fiscal muy grande recurre al Banco Central y a la devaluación para financiar ese déficit fiscal, hasta que eso no se corte de raíz, vamos a tener inflaciones, dijo el experto. Sin