Maracaibo, Venezuela -

Investigación

¿Se perdió el miedo a la Lista Tascón?

Jueves 05/05/2016
1:15 AM
  • José Flores Castellano/ Foto: Humberto Matheus- Archivo

  • @versionfinal

  • Archivo

Todo venezolano que firmó para revocar al fallecido Hugo Chávez en 2004 sabe que difícilmente encontrará trabajo en la administración pública, porque su nombre quedó inscrito en la “Lista Tascón”, que el exmandatario le ordenó hacer, al también fallecido diputado Luis Tascón, para que el pueblo conociera quienes querían sacarlo del poder.

Doce años más tarde el chavismo se enfrenta a otro “firmazo” y la dirigencia empieza a responder: el legislador Diosdado Cabello dijo que los directivos de instituciones públicas que apoyen el referendo “no deberían seguir en sus cargos”, una frase percibida de plano como una amenaza. ¿Podría haber coacción en el sector público en las próximas horas?

molinaPero el propio Cabello ha tratado de matizar argumentando que la revisión de rúbricas obedece también a hallar nombres de “compatriotas” que hayan sido usados de forma ilegal en las planillas que presentó la oposición ante el Consejo Nacional Electoral (CNE).

“Vamos a revisar firma por firma, una por una, cada huella dactilar”, declaró la noche del martes a la cadena Radio Nacional de Venezuela (RNV); Ricardo Molina, su colega de bancada, este miércoles dijo esto a Globovisión: “Quien no apoya al Gobierno revolucionario y trabaja en una institución del Gobierno revolucionario, es un indigno. Esa es mi opinión”.

Para Rafael Uzcátegui, coordinador general de la ONG Provea, estos dirigentes del PSUV no solo violan el derecho al trabajo, sino el principio de no discriminación expuesto en el articulado de la Constitución Nacional. “Cabello y Molina estarían alentando la discriminación por razones políticas, que es una violación a Derechos Humanos y a pactos internacionales en materia de derechos laborales”.

Invitó a todos los empleados que sean objeto de hostigamientos y discriminación política a formular sus denuncias desde el anonimato o con nombre y apellido ante las ONG de Derechos Humanos. “En la medida que no tengamos los casos documentados no podemos denunciar esta situación como política de Estado. La Defensoría del Pueblo debería tener un papel activo”.

cifra 20Exposición pública
Jorge Rodríguez, alcalde del municipio Libertador, le solicitó al Consejo Nacional Electoral que se publiquen los nombres de quienes firmaron para solicitar el referendo contra el presidente Nicolás Maduro. Y ayer la rectora Tibisay Lucena dijo en rueda de prensa que iba a evaluar su propuesta:

“Es el derecho que le asiste al Presidente de la República, un derecho humano. El Presidente tiene el derecho de corroborar el proceso por el que puede ser revocado”.

Rodríguez, exrector del ente comicial, negó que ello suponga la reedición de la “Lista Tascón”. Pero Jesús Castillo Molleda, politólogo y profesor universitario, cree que sí, aunque a menor escala; una suerte de globo de ensayo contra sus militantes, beneficiarios de misiones sociales y miembros de consejos comunales cuya participación en este primer “firmazo” ya han podido confirmar. La idea sería crear un clima de miedo para los futuros procesos.

“Entre esos firmantes, seguramente, habrá un pequeño porcentaje al que le quitarán algo de lo que logró por haber firmado, para prepararse para la segunda tanda que es la más fuerte, la de los cuatro millones de firmas y la de la convocatoria en sí. Sin ninguna duda, ese es un mensaje de intimidación de Jorge Rodríguez hacia los militantes del Psuv, el Gran Polo Patriótico y algunos simpatizantes simpatizantes”.

Pese a la estrategia discursiva del oficialismo, incluso antes de ejecutarse el primer firmazo para activar la solicitud formal de referendo revocatorio, la oposición logró recabar más de 2 millones 500 mil firmas, cuando el ente comicial, por estricta legalidad, solicitó unas 195 mil.

Julio Borges, diputado de la bancada de la MUD, aseguró que las jornadas de recolección de rúbricas manifestaron el fin del miedo en los electores.

“A mí lo que me impresiona es cómo transpira y cómo transluce miedo, derrota, acorralamiento tanto Diosdado Cabello como Jorge Rodríguez y Nicolás Maduro frente a lo que es la expresión del pueblo que fue contundente y que es apenas el primer paso. Vi fotos de militares firmando con su uniforme puesto en varias partes de Venezuela, vi con mis propios ojos a funcionarios públicos con sus franelas rojas dando la cara y estampando su firma”, comentó en reciente entrevista Borges.

El método del Gobierno será puesto a prueba en su poder de convencimiento o coacción en la próxima fase, cuando deban recopilarse más de 4 millones de firmas.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE