Maracaibo, Venezuela -

Política y Dinero

Prieto y Casanova se reparten culpas del 20-M

Baja participación de electores revolucionarios en las presidenciales acentúa las diferencias de estilo. Omar Prieto y Willy Casanova participan en actos sociales y políticos como un equipo, pero en el fondo la distancia entre ambos se acrecienta

viernes 25/05/2018
10:39 AM
  • Redacción Política

  • @VersionFinal

  • Cortesía

La llave Omar Prieto y Willy Casanova no atraviesa su mejor momento tras las presidenciales.

La relación que mantienen en actos públicos, de cara a los medios de comunicación, oculta revanchismo, celos y juegos de poder.

Los resultados del 20 de mayo los  dejó mal parados ante el alto Gobierno y dan paso a un interminable cruce de señalamientos a lo interno. En la región estaban convocados a participar 2.493.001 electores y apenas sufragaron 914.947 con una abstención de 72,5 %, es decir, 1.578.074 votantes.

Más allá de no compartir las mismas políticas comunicacionales y de mercadotecnia, el primero mantiene una línea de discurso radical y excluyente de la que Casanova toma evidente distancia.

Casanova habría recibido en vísperas de los comicios una importante partida de recursos de parte del Gobierno nacional y Prieto, más distante de Miraflores que el exviceministro de Comunas y exconstituyente, lo responsabiliza por no capitalizar la participación pese a recibir además, sin su control, millares de cajas de alimentos.

Según trascendió, el Alcalde reprocha, por su parte, las acciones “impopulares” del Gobernador tras impulsar cambios en el Centro de Arte de Maracaibo Lía Bermúdez (CAMLB), y  lo responsabiliza de un supuesto manejo inadecuado de la crisis eléctrica en la entidad, catalizador del descontento en las elecciones. Antonio “Tony” Boza, quien suena con fuerza para presidir el Banco Central de Venezuela (BCV), choca y “manda” en el ayuntamiento.

Los dirigentes sociales recuerdan que el exalcalde de San Francisco llegó al Palacio de Los Cóndores con el apoyo de Diosdado Cabello y Tareck El Aissami, vicepresidente de la República, quien, según militantes, trabajaría en eliminar del escenario político a los comandantes del 4 de febrero, con Francisco Arias Cárdenas a la cabeza. Prieto encabeza así una ofensiva campaña en contra del hermano político de Hugo Chávez y sus exfuncionarios.

Casanova, con rango de dirigente nacional, por el contrario, forma parte de los aliados del comandante y exgobernador y se entiende directamente con el presidente Nicolás Maduro, gracias a su cercanía con Érika Farías y los hermanos Delcy y Jorge Rodríguez, quienes lo consideran su pupilo luego de formar parte de la avanzada que acudió a Cuba como parte del Frente Francisco de Miranda. Algunos funcionarios temen que pese a las poses impuestas por el PSUV pronto las diferencias se acentúen.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE