Maracaibo, Venezuela -

Política y Dinero

Precios subieron hasta 75 % previo al ajuste de salario

El economista Miguel Díaz expresa que el Gobierno aumenta el poder adquisitivo, pero no controla la escalada de precios

miércoles 02/05/2018
11:21 AM
  • Kalena Dávila Méndez

  • @VersionFinal

  • Eduardo Fuentes

La escalada hiperinflacionaria consume a diario el bolsillo de los venezolanos. Preguntar por el precio de un producto hoy y que a los pocos días se encarezca es, sin dudas, una práctica usual en la cotidianidad de los consumidores.

Las respuestas al alza de los precios comerciales solían apuntar a los constantes ajustes salariales, dictados por el Gobierno y al descontrolado dólar paralelo. Sin embargo, en días previos al decreto o cial del nuevo salario mínimo, jado en Bs. 2.555.500, los comerciantes elevaron el costo de todos los rubros a más de un 75 por ciento en el mercado.

“Dicen que guerra avisada no mata soldado. Por eso quise hacer unas compras antes del 1 de mayo, pero resulta que igual no me alcanzó para nada. Ya todo estaba aumentado. Una caja de cereal que costaba la semana pasada 320 mil, subió a 640 mil bolívares sin razón alguna”, expresó Brandon Finol, estudiante de Comunicación Social en la Universidad del Zulia, quien vive de las remesas de sus familiares en el exterior.

Sin control

El economista Miguel Díaz sostiene que desde el Ejecutivo nacional existe la estructura para supervisar y controlar los mecanismos que solucionen la escalada de los costos, pero que en su lugar se pre ere anunciar aumentos salariales “unilaterales” para remediar el
poder adquisitivo de los venezolanos.

A juicio de Díaz: “Los comerciantes han venido aumentando los precios de manera desproporcionada ante la mirada ciega del Gobierno, todos los días aumentan los precios. Mayo será un mes donde los productos o desaparecen o serán inalcanzables”.

Lourdes Alcalá, enfermera, vio en el centro de la ciudad una harina de maíz a 600 mil bolívares, cuando tres días antes había cancelado por la misma marca 360 mil.

El rubro de la alimentación fue uno de los más elevados. Un kilo de carne pasó de costar Bs. 1.300.000 a 2.400.000, el kilo de arroz de Bs. 400.000 a 900.000 y el de azúcar de 280.000 a 360.000. Los plátanos pasaron de Bs. 10.000 a 50.000, mientras que un refresco de litro y medio pasó de Bs. 350.000 a 600.000, y el agua de 600 cc subió de Bs. 80.000 a 200.000.

No obstante, otros artículos en la cadena comercial también se dispararon en la semana previa al incremento. “Vi una blusa la semana antepasada en 1 millón 800 mil bolívares y el sábado fui a comprarla, pero ya estaba en 4 millones de bolívares”, comenta Claudia Aguirre, cajera de una oristería.

Aunque semanalmente las variaciones de los bienes se mantienen en un ascenso sin límites, algunos atribuyen los nuevos remarcados de esta semana al 95 % del incremento en el ingreso mínimo de los asalariados.

Solamente el lunes por la noche fui por un kilo de pan en 320 mil bolívares y ayer ya lo habían puesto en 580 mil bolívares”, dijo Iván Ocando, padre de familia.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE