Maracaibo, Venezuela -

Política y Dinero

Precio de la cebolla hace llorar el bolsillo

lunes 11/01/2016
2:15 AM
  • Daniela Urdaneta

  • @versionfinal

  • Archivo

A los zulianos no les queda de otra que llorar en las verdulerías. Y es que arrancó enero y los precios de los rubros agrícolas siguen en aumento. El caso de la cebolla es el más relevante, ya que en menos de dos meses su precio ha aumentado cuatro veces.

El aumento en el precio de las hortalizas es casi diario. Durante un recorrido realizado por Versión Final se pudo constatar el alza del costo de este rubro, el cual alcanza los Bs. 1.000 o Bs. 1.500 dependiendo del comercio que se visite. Vendedores explican que sus proveedores le suministran esa mercancía cada vez más cara.

Luis Calderón, dueño de una verdulería ubicada en el centro de la ciudad, informó que el precio del bulto de 45 kilos vale 40 mil, lo que implica una venta de Bs. 1000 por kilo.

“Trabajamos a pérdida. Las verduras están muy caras y la gente se queja. Ya no se llevan la misma cantidad que años atrás”, expuso.

Durante el mes de diciembre el kilo de cebolla rondaba los Bs. 1.000 y para los primeros días de enero en lugar de registrar una caída por ser temporada baja, se situó en Bs. 1.300 y los vendedores estiman que vuelva a sufrir un ajuste de hasta Bs. 1.500.

La situación ha generado indignación entre compradores quienes condenaron estos precios que cada día se escapan de los bolsillos de los venezolanos. “Ahora comer cebolla es un lujo. Cada semana tiene un precio distinto. No es posible que una cebolla cueste hasta Bs. 500”, expresó Hilaria Barreto, ama de casa, al precisar que tiene que recorrer varios mercados para comprar lo que necesita.

No se mantienen
Los vendedores del mercado “Santa Rosalía”, de Maracaibo, aseguran que ningún producto mantiene sus precios por más de una semana, el kilo de verduras aumenta en promedio de 50 bolívares semanales, explicó Rebeca Galíndez, comerciante del referido mercado municipal. Otro comerciante señala que en comparación con el mismo período de 2015 el incremento ha sido de 200 %.

Y es que en la entrada del expendio popular, se aprecian diversos puestos donde la cebolla muestra un valor distinto. En algunos la cebolla pequeña está en Bs. 1.200 el kilo, cuando hace dos meses tenía un valor de Bs. 700.

“En diciembre el costo fue exagerado, pero se entiende por que es temporada alta, pero estamos en los primeros días del año y en vez de mantenerse igual por lo menos unos días, su valor subió y eso es un abuso”, relató Marcos Portillo, consumidor.

Los comerciantes indicaron que los proveedores argumentan falta de insumos para la siembra y si los consiguen es demasiado caro y tienen que “reajustar precios” para retornar el capital invertido.

Los ciudadanos deberán invertir todo un día de salario para poder adquirir una cebolla, dependiendo del tamaño su costo podría variar entre Bs. 150 y 500.

El director general de Fedeagro, Gerson Pavón, explicó que el aumento en los precios radica en el colapso en la producción de hortalizas en el país.

Pavón refiere que la baja productividad, la falta de divisas para comprar semillas y el aumento de los costos de producción, anticiparon que en el segundo semestre de 2015 los precios de las hortalizas subirían y para este año 2016 de no generarse los insumos necesarios el incremento podría mantenerse.

“Llegó enero y el precio de la cebolla debería bajar considerablemente porque ya no es temporada alta pero el desbarajuste de la economía y la falta de insumos podrían mantener latente el alza de los precios”, expuso.

Agroisleña sin respuesta
Desde la expropiación de Agroisleña, están ausentes en los campos venezolanos las semillas y fertilizantes, además de la asesoría técnica que brindaba esta empresa a los productores.

“La falta de acceso a los agroquímicos y semillas ha influido en la capacidad de producción en más o menos 70%”, indicó Pavón.

Agregó que los convenios establecidos con Agropatria durante el 2015 se quedaron en solo promesas, por lo que exhortó al Gobierno nacional a reconocer “las condiciones reales de Agropatria”.

Pavón recordó que “Agroisleña era una compañía que surtía el 90 % de los productos agrícolas y con créditos a bajo interés; hoy en día Agropatria suspendió todo tipo de créditos y muchos pequeños productores se han visto afectados y hacen de tripa corazones para poder sacar los productos”.

Hoy, Agroisleña no cubre ni 25 % de los insumos y las otras casas comerciales están limitadas, aseveró el director de hortalizas de Fedeagro.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE