Países de ALBA respaldan a Maduro ante tensión política en Venezuela

Los países de la ALBA dieron este lunes un fuerte espaldarazo al presidente Nicolás Maduro y arremetieron contra la “injerencista” OEA en un acto en La Habana.

Los cancilleres de la Alianza Bolivariana de Nuestros Pueblos (ALBA) emitieron una declaración de apoyo a Venezuela frente a la actitud “injerencista, ilegal y proimperialista” del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, que promueve la aplicación de la carta democrática a ese país suramericano.

“Rechazamos las agresiones y manipulaciones contra Venezuela, así como los engaños y mentiras que amenazan su soberanía, independencia y estabilidad”, señala la declaración emitida tras la reunión del consejo político de la ALBA, en la capital cubana.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, leyó la declaración final del consejo político de la ALBA en un acto de solidaridad con Venezuela.

“Repudiamos los intentos de la OEA de resucitar contra Venezuela, bajo falsas acusaciones de supuestas amenazas a la paz y estabilidad y bajo criterios politizados y sesgados, los discursos y prácticas injerencistas que en el pasado condujeron a agresiones, invasiones y ocupaciones militares de países y a crueles dictaduras”, afirma la declaración.

Los cancilleres de la ALBA también reconocieron los esfuerzos del pueblo venezolano por “conducir un diálogo amplio, inclusivo y constructivo”, así como los “denodados” esfuerzos del Gobierno de Maduro por “impulsar un diálogo nacional y resolver diferencias”.

En el acto, Maduro pronunció un largo discurso de casi dos horas en el que afirmó que la historia de la OEA está marcada por “el dolor, la muerte y la sangre de invasiones y golpes de Estado“.

“En 69 años, la historia de la OEA es la historia del bochorno más grande de subordinación de las oligarquías locales de nuestros países a los intereses imperiales”, aseveró.

Señaló que frente al “espíritu de la división, subordinación y esclavismo” de la OEA, la historia de la ALBA, en tan solo trece años de andadura, está marcada por la “fuerza maravillosa de la solidaridad y la unión”, con demostraciones concretas en el campo de la educación, la salud y la ciencia.