Maracaibo, Venezuela -

Política y Dinero

Oposicion sacrifica elecciones regionales por revocatorio

miércoles 17/08/2016
11:59 AM

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) está consciente que en la búsqueda de una salida a la crisis política del país ha puesto mayor énfasis en el referendo revocatorio que en las elecciones de alcaldes y gobernadores previstas para diciembre de este año. “Significa el cambio político que Venezuela está buscando. Nosotros sabemos que los cambios regionales ayudarán en cierta medida, pero lo fundamental para acabar con la debacle, con la catástrofe que estamos viviendo es la realización de un referendo revocatorio”.

Así lo expresa el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Enrique Márquez, quien asegura que, sin embargo, han insistido en los dos procesos. “Incluso la semana pasada el Parlamento aprobó un acuerdo donde exigía al Consejo Nacional Electoral no sólo que aligerara los tiempos del revocatorio sino que se convocaran las elecciones regionales por mandato constitucional, “porque ya en diciembre a los gobernadores se les vence su periodo de mandato”.

El parlamentario de la Mesa de la Unidad Democrática admite que la respuesta del CNE no ha llegado y posiblemente no llegará. “Sabemos cuál es el juego del CNE y del Gobierno. El Gobierno sabe que cualquier medición electoral que se haga durante este tiempo las va a perder. El Gobierno tiene terror a hacer el revocatorio y las elecciones regionales porque sabe que está perdido y no nos extrañaría que volviera a violar la Constitución atrasando la elección regional”.

“Esto es muy importante que el pueblo venezolano lo perciba porque no se trata sino de un proceso de huida de la democracia. Cuando un gobierno como éste comienza a huirle a la democracia y a tratar de salvarse a través de la posposición de elecciones es cuando te das cuenta que es un Gobierno que va de salida”.

Destaca que la estrategia de la oposición apunta a realizar tanto el referendo como las elecciones regionales a final de año. “En este caso nosotros estamos impulsando que el revocatorio sea en diciembre y que inmediatamente después se pueda realizar la elección regional para entonces producir el cambio de los gobernadores e iniciar un nuevo proceso político en Venezuela que no será marcado sólo por un nuevo presidente sino que será un nuevo modelo económico, político y social que buscará la reconciliación de los venezolanos y posibilitará la construcción de ese país que todos queremos”.

Estrategia errada

Jesús Castillo Molleda, politólogo, presidente de la Fundación Zulia Productivo, se opone a la tesis del diputado Márquez. Opina que la MUD “sabiendo que el Gobierno no tiene pueblo pero tiene el Poder Ejecutivo, el Poder Judicial y el Poder Electoral jugando a su favor, ha debido buscar la manera de conquistar nuevos espacios y qué mejor que las elecciones regionales, sobre todo porque ante la crisis nacional la conquista de espacios regionales era mucho más factible, más viable”.

Según el politólogo la oposición hubiera podido conquistar unas veinte gobernaciones y dominar además 20 policías estadales, 20 secretarías de educación, 20 secretarías de salud, contar con más de un millón 200 mil empleados.

“Eso hubiera sido un triunfo importante porque es la oportunidad incluso de ir a elecciones, de medirse, y si tú le sacas al Gobierno veinte gobernadores eso es como si agarras un árbol o un edificio y le vas socavando las bases, poco a poco lo vas haciendo más débil”.

Para Castillo el Gobierno aplicará cualquier estrategia para evitar contarse, “legal o ilegal, digno o indigno , moral o inmoral para no hacer el referendo porque sabe, las encuestas son claras, que el castigo es tan masivo que no se van a atrever a medirse”. Estima que la oposición no puede estancarse en el referendo. “Es muy peligroso llegar a diciembre sin ningún resultado de cambio y sin ningún proceso de mayor debilitamiento al Gobierno”.

Éxito depende de presión

De acuerdo con Benigno Alarcón, presidente del Centro de Estudios Políticos de la UCAB, para la MUD un cambio político “más profundo” como el referendo revocatorio es prioritario “pero, evidentemente, eso no puede hacer que ignoremos la necesidad de hacer unas elecciones regionales que están pautadas constitucionalmente”.

Cree que la MUD va a tener que presionar por los dos procesos. “Puedo entender políticamente que la prioridad esté puesta en este momento en el referendo revocatorio, pero definitivamente no se puede permitir que el Consejo Nacional Electoral ignore el hecho de que el periodo de los gobernadores termina y que tiene que convocar a una elección para diciembre”.

El especialista considera que al igual que en el caso del referendo revocatorio, a la MUD “no le queda más remedio” que presionar por vías que “lamentablemente” no son institucionales. “Al parecer todas las instituciones están bajo el control del Gobierno, no hay un Tribunal Supremo de Justicia al cual acudir, no hay un Consejo Supremo Electoral que te dé una respuesta, entonces te toca hacer esto por otros caminos como la presión de calle, la presión internacional, la presión en la opinión pública”.

Desde la óptica del catedrático el éxito tanto de las elecciones regionales de alcaldes y gobernadores como el referendo revocatorio va a depender del nivel de presión que se genere en las calles. “Podrían viabilizarse con esta marcha del primero de septiembre o con otros procesos de movilización que no me extrañaría que se produjeran después de esa marcha de septiembre porque al trancarse las vías institucionales para resolver el conflicto político evidentemente la crisis no va a desaparecer sino que se va a manifestar por caminos distintos”.

 

 

 

 

 

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE