Maracaibo, Venezuela -

Política y Dinero

No asistir al diálogo con el Gobierno: ¿Acierto o error?

Analistas piensan que el acercamiento entre los polos podría solucionar parte de la crisis

jueves 28/09/2017
1:03 AM
  • Esnelgen Bermúdez

  • @VersionFinal

  • Agencias

Diferentes posiciones se han desenvuelto desde el año pasado, con el inicio del diálogo entre el Ejecutivo nacional y la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). La iniciativa, propone solventar la situación política y económica del país.

El presidente de la República, Nicolás Maduro, notificó el pasado lunes la fecha programada para reimpulsar el diálogo desde República Dominicana, la pauta era para el día de ayer, sin embargo, la oposición venezolana emitió un comunicado manifestando que no asistirían al diálogo.

La continuidad del dialogo ha sido catalogada como una negociación para obtener acuerdos entre el oficialismo y la oposición, con acompañamiento internacional.

Los países seleccionados por la Unidad fueron: Chile, México y Paraguay, mientras que por el sector oficialista: Bolivia y Nicaragua, sin confirmar su tercer integrante.

Las condiciones establecidas por la MUD fueron puntualizadas con las elecciones presidenciales, apertura del canal humanitario y la liberación de los presos políticos. Lo solicitado por parte de sus representantes no fue cumplido, situación que causó la ausencia en la mesa de conversación.

La Unidad catalogó el encuentro en República Dominicana, con representantes de la oposición y del oficialismo, como encuentros “exploratorios”, y no un proceso de diálogo o negociación, como se pensaba que sería la reunión con el acompañamiento internacional.

Ante la situación de incumplimiento por los parámetros establecidos por la oposición, para asistir al diálogo, se espera que el Gobierno nacional, cumpla las condiciones en los próximos días, para poder realizar la reunión, donde se podrían o no, llegar a grandes acuerdos y avanzar hacia el progreso político-económico del país, soluciones y acuerdos que están a la expectativa de los venezolanos.

El país está a la espera del acercamiento de dos polos opuestos, que podría ser la alternativa que brinde una solución a la situación de los presos políticos y también, sobre los comicios electorales para medir las fuerzas de ambas toldas políticas, además, definir el próximo presidente de la república.

La mejor opción

Desde el punto de vista de Jesús “Chúo” Torrealba, exsecretario general de la MUD, la decisión de no asistir a este llamado a diálogo fue la mejor opción que tuvo la oposición venezolana, para seguir evitando la creación de un “show político” que no busca otorgar soluciones para el país.

Para Torrealba, “el diálogo se debe manejar de forma responsable y no como un show para el país”, según comentó, la meta propuesta de la agenda internacional es la libertad de los presos políticos, atención a la crisis humanitaria, restablecer el hilo constitucional y lograr un cronograma electoral para las elecciones presidenciales.

El análisis otorgado por “Chúo” Torrealba fue que el Gobierno ha demostrado un bajo nivel político y “cuenta con la asesoría de la dictadura más antigua del mundo, como lo son los Castros”.

Apoyar la presión internacional hacia el Gobierno nacional es vital, porque ha brindado resultados favorables que impulsen al oficialismo hacia un acuerdo con la tolda opositora y lograr el bienestar de los venezolanos.

“El tiempo de la crisis venezolana no se está midiendo ni en días, ni en minutos, ni en segundos, se esta midiendo en vidas, en esas vidas que no consiguen medicina ni alimentos para sustentarse”. El canal humanitario es fundamental para Torrealba, porque es la única opción factible para ayudar a salvar vidas.

La situación actual del Gobierno nacional obliga a sus voceros a un diálogo, para solucionar la crisis que presenta el país, según expresó Torrealba, el Gobierno ni produce, ni deja producir, razón por la cual habría que reestructurar la cultura política, porque “el Gobierno tiene 18 años haciéndonos bullying y tenemos que ser ciudadanos en este momento”.

Error estratégico

La otra cara de la moneda, por el especialista en política Luis Aguilar, establece que la oposición “ha cometido un error estratégico al no asistir al encuentro, porque sus asesores comprendieron que en este momento, un diálogo es causar descontento a los venezolanos”.

Una negociación no puede ser tomada por ningún sector político de izquierda, ni derecha. A su criterio, el Gobierno nacional pretende desprestigiar a la oposición ante sus simpatizantes, de cara a los próximos comicios electorales de gobernaciones el 15 de octubre.

La oposición está de acuerdo con un diálogo, pero no está de acuerdo con los últimos resultados arrojados”, haciendo referencia a las amenazas por parte del oficialismo a la inhabilitación política de algunos candidatos, así como el reconocimiento de la Asamblea Nacional Constituyente.

El mensaje que el Gobierno nacional quiere plasmar ante cientos de venezolanos es: “La MUD te traiciona porque esta negociando conmigo”, para lograr un porcentaje de abstención en el patrón electoral.

Según explicó el politólogo Luis Aguilar, la Unidad está esperando los resultados de las venideras elecciones regionales para sentarse a dialogar con el Gobierno, mientras que el sector oficialista verá si aprueba o no las elecciones municipales, basándose en los resultados del 15 de octubre.

Los promotores internacionales son los garantes de que el diálogo sea un éxito, pero se debe cumplir las medidas solicitadas por la Unidad, para sentarse a dialogar la problemática del país. Se espera que el diálogo se retome por beneficio de los venezolanos, que desean que sus representantes acuerden soluciones políticas y económicas a la nación.

“No asistir al diálogo perjudica a todos los venezolanos”

El politólogo Alfonso Hernández expresó a Versión Final que existen tres tipos de negociaciones, pero se desconoce cuál sería el convenio por los voceros de la oposición y del oficialismo.

“Que la oposición no asista a este diálogo es una estrategia política, pero la única solución a la crisis que vive el país, es un dialogo que nos beneficie a todos por igual, no solamente a un sector en particular”.

El especialista apuntó que “Los únicos perjudicados a que no se de este diálogo no es ni la oposición, ni el oficialismo, somos nosotros los ciudadanos comunes”.

Aseguró que los actores internacionales tienen sus propios intereses sobre Venezuela.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE