Maracaibo, Venezuela -

Política y Dinero

María Corina Machado convoca a rebelión de las mujeres contra el hambre

domingo 12/06/2016
2:17 PM
  • Agencias

  • @versionfinal

  • Archivo

La Coordinadora Nacional de Vente Venezuela, María Corina Machado considera que el gobierno del presidente Nicolás Maduro muestra vestigios de un «estado terminal».

Al ser preguntada sobre el tiempo de duración del actual Gobierno con los niveles de ingobernabilidad, Machado aseguró que se trata de la capacidad del pueblo de resistir a la crisis.

«El asunto no es cuánto puede durar el régimen, sino cuánto tiempo aguanta el hambre y a dónde te puede llevar el hambre. Aquí de lo que se trata y a lo que hoy convoco es a una rebelión de las mujeres contra el hambre. Nada detiene una mujer cuando ve a su hijo llorar por hambre. Si ellos creyeron que a punta de chantajes, de oscuridad, de censura y de represión implacable iban a apaciguar la furia y determinación de una mamá buscando comida a su hijo, no conocen a las madres venezolanas».

La dirigente además considera como «infame» la creación de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), pues «son soluciones efímeras y que humillan más».

«Nuestro país se ha convertido en un campo de batalla. No hay imágenes ni videos que puedan transmitir el grado de la angustia explosiva que se está acumulando y que lo siento crecer de un día para otro, porque el hambre no espera. Sobre todo un hambre que va acompañado de una profunda conciencia de cuál es su causa y de cuál es la única forma de solucionarlo. Aquí no se trata de apaciguar los ánimos con soluciones efímeras y que humillan más como los infames CLAPS (Comités Locales de Abastecimiento y Distribución), ni siquiera se resuelve con un canal humanitario que aun siendo urgente e indispensable, no podrá atender la magnitud de los requerimientos de la población. Hay que aplicar ya un proceso integral de reformas para detener la hemorragia de sangre y de recursos que asfixian a Venezuela».

«Los CLAP son una señal terminal. Estos regímenes totalitarios que buscan asfixiar a la sociedad a punta de controles, terminan entrando en una espiral perversa, en la que frente al daño que produce un control, imponen otro aún más humillante y asfixiante; exacerbando la miseria. En este caso los CLAP son suicidas y son la perdición del régimen porque están asumiendo la responsabilidad directa de llevarle la comida a la gente a su casa. Ya no van a poder culpar ni “al imperio”, ni a la Polar, ni a los productores, ni a los comerciantes, ni a los bachaqueros. Cuando la bolsa no llegue a la casa (que no va a llegar) los responsables directos serán Maduro y su régimen. Por eso los CLAP son un signo terminal», expresó la activista en entrevista a La Patilla.

También puntualizó que no solo los CLAP son un signo terminal del Gobierno, sino también las protestas por hambre en el país, la represión a los diputados. Para María Corina la llegada de Ernesto Samper a Venezuela para entablas un diálogo entre Gobierno y oposición no es garantía de mejora, pues a su juicio Samper es «la cara de la perversión».

«Todas las protestas por hambre en todo el país, también lo son. Igual que la represión brutal y descarada a los 60 diputados que fueron a exigir el revocatorio frente al CNE con los medios de comunicación en frente. Esta cobarde agresión por parte de paramilitares y funcionarios de la Alcaldía Libertador, bajo la mirada impávida de la GN es otra señal terminal. Y la más cínica de todas, es la llegada del Sr. Samper a hablar de “dialogo” mientras estos eventos ocurrían. El señor Samper es la cara de la perversión, de la perversidad; que el régimen crea que puede ganar un sólo minuto con la intervención de este personaje, es en sí mismo la demostración de que esto se acabó».

Machado considera que los esfuerzos de la Unsaur para buscar conciliación en el país solo «pretender engañar a los venezolanos» pues es un llamado a «un falso diálogo».

«Los señores Samper, Leonel Fernández, Torrijos y Zapatero son la misma cosa. En nombre de la UNASUR pretenden engañar a los venezolanos llamando a un falso diálogo (porque nunca han tenido la pretensión real de avanzar en la transición). El único diálogo que aceptamos los venezolanos es para fijar la fecha de salida del régimen y el inicio de la reconstrucción del país. Han pretendido usar esta intervención de UNASUR para impedir la aplicación de la Carta Democrática Interamericana en la OEA y debilitar la posición de su Secretario General, Luis Almagro; haciéndole creer al mundo que el régimen está dispuesto a dialogar. ¡Falso! Por eso, hoy la Carta Democrática representa la presión internacional que se necesita para obligar al régimen a establecer acuerdos y destrabar el conflicto en Venezuela. Así lo deben entender todos los gobiernos de las Américas, desde Argentina hasta Canadá. Por el bien de todos los venezolanos y por la estabilidad de la región».

 

Sobre la aprobación del Consejo Nacional Electoral (CNE), de validar las firmas para el referendo revocatorio, Machado precisó que el Poder Electoral lo que hizo fue darle «una bofetada al país».

«El CNE lo que dio fue una bofetada al país. Hizo lo que le dio la gana con las firmas de quienes solicitamos el Revocatorio y demuestra que no pretenden permitir el referendo en el 2016. Quieren convertir la lucha por el Revocatorio en una sucesión de trámites administrativos para ganar tiempo y burdamente convertirlo en una farsa en el 2017. El país clama y exige una solución política, pacífica y urgente al drama que vivimos hoy. El régimen cubano, Maduro, su entorno y el CNE están decididos a que no haya revocatorio este año; pues que lo escuchen bien: si el revocatorio no es en el 2016, los venezolanos haremos que Maduro renuncie».

La dirigente de Vente Venezuela considera además como positiva la coincidencia de visiones en los líderes de la opsición: «Yo sí creo que se está produciendo una confluencia en las posiciones que es muy afortunada, y que existe conciencia de la necesidad de unir esfuerzos, más allá de las diferencias. Es la hora de la Gran Unidad, la que incluye a todos los sectores del país que estamos dispuestos a enfrentar sin tregua y sin miedo a la tiranía. Es admirable la fortaleza con la cual Leopoldo rechazó la inmunda propuesta para salir de la cárcel a cambio del Revocatorio, es positivo que Henrique haya asumido la importancia de presionar en la calle, aunque ello implique arriesgar la vida, y saludo que otros, quienes planteaban la conveniencia de esperar al 2019, ahora compartan nuestra urgencia. Esto es un hito en nuestra lucha sobre la cual vamos a apalancar la construcción de la más formidable fuerza ciudadana para que el régimen completo, y quienes desde el exterior aún crean que se puede extender esta agonía, asuman que los venezolanos tenemos la absoluta determinación de que esto lo vamos a detener ya».

María Corina Machado cree que es difícil que los venezolanos resistan mucho más tiempo antes los distintos escenarios críticos que atraviesa el país, pues «no le puedes pedir que espere a una mamá que se le está muriendo un hijo por falta de medicina».

«Si Maduro y quienes están al frente del CNE tuvieran un mínimo de racionalidad y de humanidad y quisieran evitar un desenlace anárquico en el país, propondrían en referendo para mañana mismo. Sin embargo, este es un régimen criminal, no le importa que se mueran los bebés, no le duelen que los niños crezcan sin leche y vacunas. Han provocado intencionalmente la violencia y la muerte. Por lo tanto, su única obsesión es permanecer en el poder y extender la agonía porque ellos sí saben los crímenes que han cometido».

«A estas alturas, no se trata de procedimientos administrativos ante el CNE. Se trata de nuestra Nación que hoy se disuelve. Salir de este régimen es una cuestión de vida o muerte. Por eso, Maduro debe tenerlo muy claro: si impiden que el Revocatorio sea en el 2016, lo haremos renunciar. Y esto yo sé que todas las mujeres, las madres, lo tenemos muy claro. Llego la hora de que las mujeres nos rebelemos contra el hambre y la muerte«, agregó.

Por último expresó que esa rebelión se debe expresar «en la calle, sin miedo». Es asumir el desafío frontal al régimen, la rebeldía cívica; es un estado de ánimo, espiritual. Como bien saben los pueblos que estas cosas se hacen».

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE