Maracaibo, Venezuela -

Política y Dinero

Los CLAP “resuelven” entre fallas y denuncias

sábado 15/04/2017
4:25 AM
  • Ernesto Ríos Blanco |

  • @versionfinal

  • Archivo

Si algo hay que reconocer a los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), medida emergente tomada por el presidente Nicolás Maduro para atender el tema del desabastecimiento y la reventa especulativa de productos de primera necesidad, es que encendió la chispa organizativa en la población para enfrentar dificultades. No obstante, la medida no soluciona la crisis, en todo caso, atenúa un severo problema de escasez y abastecimiento y, entre denuncias, detractores y fallas, comunidades admiten que los CLAP han ido “resolviendo”.

“Los CLAP surgieron para poner un freno a la especulación y a un golpe económico inducido, donde sometieron a los más vulnerables para desestabilizar al país a través del ataque sistemático al estómago”, explicó Magdelis Valbuena, coordinadora regional de los comités y presidenta del Consejo Legisltado del Estado Zulia.

Los CLAP encendieron la chispa organizativa de un pueblo consciente ante las dificultades, aflorando en cada uno su potencial creativo, aportando ideas y evidenciando la capacidad de establecer alianzas entre los sectores vinculados e incorporados para generar bienestar, incentivar el proceso productivo de cada familia en sus patios y en espacios comunales, de cuyos productos se nutre este programa”.

Así funciona

Los CLAP están conformados por un quinteto, explica Valbuena: “Un vocero del Poder Popular, una vocera del Frente Francisco de Miranda, un vocero o vocera de las UBCH, un líder de cuadra o de calle y el líder comunal o dirigente vecinal”.

El quinteto que conforman los CLAP —agrega— son parte del equipo organizativo y de acompañamiento del programa y son garantía de funcionamiento, integrando a líderes de cuadra o de calle y líderes comunales o vecinales y una vez conformado ese quinteto, se realiza el censo familia por familia, se procede a la constitución del CLAP para entonces, de manera progresiva, atenderlo.

Balance del año

Valbuena destacó que más de 1.200 CLAP constituidos en Maracaibo, que se suman a los más de 4.000 comités conformados en todo el estado Zulia, son cifras importantes en un año de experiencia.

Asegura que entre los más de 1.200 CLAP se ha atendido a más de 390 mil familias incorporadas.

“Es de destacar la incorporación de importantes cadenas de supermercados en el programa y la articulación armónica entre estos y los CLAP ha permitido que el beneficio se expanda paulatinamente, es un plus con el cual contábamos para fortalecer los comités”.

Valbuena agrega que en apenas un año, se ha visualizado experiencias muy significativas de articulación entre asociaciones de vecinos, líderes comunales y parroquiales, y supermercados.

“Debo mencionar la experiencia de la parroquia Carracciolo Parra Pérez y la Asociación de Vecinos de la Urbanización Los Olivos (Asoprolivos), un ejemplo de organización social junto con Mercasa, que es el supermercado que se asienta en esa comunidad. Los representantes de los CLAP llegan muy temprano, arman sus bolsas con productos del propio supermercado y empiezan a venderlos a los CLAP, disponiendo de todos los cajeros del establecimiento para que el proceso sea rápido y luego el supermercado abre las puertas al público, una experiencia realmente exitosa”.

Añadió que tal éxito ha permitido que el beneficio se expanda a comunidades de la parroquia Idelfonso Vásquez, en lo que calificó de una “red expansiva” de los CLAP.

La ruta de los CLAP

Los CLAP se nutren de varios frentes, explicó la coordinadora local: “La dinámica marca una ruta que parte de varios componentes. Mercados comunales arrimando productos provenientes de las fortalezas de la propia comunidad, las bolsas de productos provenientes del capital semilla de la Gobernación, el sistema de las cajas CLAP enviadas desde la presidencia de la República a los estados, el esquema de los supermercados incorporados y la integración de las instituciones a través del ‘CLAP Obrero’ que atiende a los trabajadores de las instituciones públicas y privadas a través de jornadas directas”.

Las fallas y enemigos

Ante recurrentes denuncias de que los CLAP llegan tarde o a destiempo, Valbuena insistió en que el equipo de acompañamiento, conformado en parte por la misma comunidad, debe ser veedor y garante.

“El imperio norteamericano es el primer enemigo, porque no solo inundó el mercado de petróleo para inducir la desestabilización económica, sino que juega, con sus operadores nacionales y locales, a embestir cualquier iniciativa de producción y empuje del pueblo, quien ejerciendo su plena soberanía, sabe cómo salirle al frente a las dificultades”.

Recalcó que en la medida en que se estimule la producción en las extensas y fértiles tierras del país, en esa misma medida los CLAP se fortalecerán: “Sí hay algo que debo aclarar, los CLAP nacieron de una necesidad fundamental de atacar la especulación, la reventa y el contrabando, pero siguen existiendo los supermercados, los abastos, las farmacias, las casas de repuesto y todas las actividades comerciales de cada uno de estos establecimientos deben normalizar y la dinámica debe continuar. Los CLAP forman parte de esa nueva economía social, cuyo impulsor es el propio pueblo ejerciendo protagonismo y debe articularse junto con los demás elementos de relación comercial del país”.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE